fbpx
Ticket

Nada de drogas ni alcohol en 2000’s Pop Tour


Antes de cerrar contratos con el elenco que conformará la nueva era musical del concepto llamado 2000’s Pop Tour, Ari Borovoy prohibió a los artistas drogarse y beber alcohol previo y durante los conciertos en vivo.

El productor musical de la exitosa gira 90’s Pop Tour, comentó que aunque en su equipo de trabajo no hay policías vigilando a los artistas, su personal de staff vela que nadie suba al escenario en estado inconveniente porque se le sancionará con la pérdida de sueldo.

En rueda de prensa desde la Arena Ciudad de México, Borovoy presentó al elenco del espectáculo que arrancará el 10 de junio en este mismo recinto.

Con Omar Chaparro como host de la conferencia, el también empresario confirmó a Yahir, Nikki Clan, Bacilos, Playa Limbo, Paty Cantú, Pee Wee, Motel, Fanny Lu y Kudai, como el cartel del nuevo show que llegará a la Arena Monterrey el 8 de julio y el 20 de agosto en el Auditorio Telmex, en Guadalajara.

El tema de la cláusula en sus contratos que prohibe a sus artistas tomar alcohol y drogarse en sus shows, lo reveló Ari cuando Chaparro, le preguntó “¿cómo se ponen las fiestas en las ‘after parties’?”.

“‘After se puede lo que quieras, lo que cada uno de los artistas (quiera) después del show”, aclaró el integrante de OV7.

“Es curioso y tal vez la gente de prensa se va a enterar por primera vez, pero hay una cláusula muy importante que todos los artistas firman, donde, como nosotros no somos policías, hay gente dentro del staff que si ve a alguien tomar porque ya hemos tenido varios accidentes en el Pop Tour, si toman un poquito no cobra todo el grupo”.

“¡Ah, cabrón! ¿de veras?”, exclamó sorprendido Chaparro.

Aunque no quiso revelar quién o quiénes de los artistas del 90´s Pop Tour se pasó alguna vez de copas, Ari Borovoy señaló que la cláusula se incluyó en los contratos después de la aparatosa caída que sufrió Beto Cuevas en el concierto a finales del 2017.

“Nos pasó un par de veces no con una cerveza (que tomaron los artistas). (Lo hacemos) un poco cuidando y por respeto al público que paga un boleto para venir a ver el show”, insistió Borovoy.

Admitió que la cláusula es muy radical, pero que en su caso estaría tirado en el piso después de beber tres copas.

Paula Ruiz
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button