Muerte súbita

La ruptura entre Hideo Kojima y Konami costó la muerte de Sillent Hills, un juego que sorprendió a todos con su demo llamada P.T. y que sería realizado en una colaboración soñada entre el desarrollador japonés, el cineasta Guillermo del Toro y el actor Norman Reedus.

Sin bajar los brazos, Kojima abrió el estudio Kojima Productions y en E3 2016 nos dio el primer vistazo de la que sería su próxima obra: Death Stranding. Desde entonces, nadie entendía cómo sería el juego y con cada avance que el creador de la saga de Metal Gear Solid mostraba, más confundía al público. Pero afortunadamente pudimos jugarlo.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

¿De qué va?

Después de que ocurriera el Death Stranding, el mundo de los vivos y de los muertos ha reducido su brecha. Con ello ocurrió un fenómeno meteorológico similar a la lluvia llamado “mengua”, con la diferencia de que acelera el paso del tiempo en los objetos y organismos que toca y trae consigo a las CV, seres creados de algo parecido a la antimateria, criaturas sombrías y mortales.

Para dar esperanza a los sobrevivientes, el repartidor Sam Bridges tendrá que unir a una nación fragmentada al apoyarse en un BB, una “herramienta” con apariencia de bebé que detecta a los CV al usar el escáner Odradek para evitar ser atrapado por la oscuridad.

¿Cómo se juega?

En redes sociales vi comentarios de los tráilers que juzgaban a Death Stranding como un simulador de Uber Eats, y aunque al inicio podría parecer monótono, el juego es bastante complejo. Sam tiene una capacidad de carga limitada, puede perder el equilibrio, ser llevado por un río y si su calzado está muy desgastado, puede desangrarse de sus pies y padecer anemia, con lo que será más lento y caerá con mayor facilidad.

Con el tiempo, la reputación de Sam crece, obtiene habilidades para la creación de herramientas, vehículos e incluso para construir infraestructuras que faciliten su tarea. Aunque los retos no paran, ya que además de la amenaza constante de las CV, Sam cruzará en terrenos de Mulas, adictos a los envíos que lo atacarán al detectar que lleva un pedido.

Kojima denomina a Death Stranding como el pionero de un nuevo género. Para la trama, la logística es vital. Sam no solo entrega cosas, une comunidades. Algo similar ocurre con la comunidad gamer, ya que los caminos devastados por Death Stranding tienen que ser reparados para facilitar la transportación de recursos y esto se logra con la colaboración en línea de los jugadores, quienes dejan escaleras, cuerdas para escalar o ponen materiales para la reconstrucción o mejoras de caminos.

¿Qué es lo mejor?

El juego tiene un nivel de detalle impresionante y todo tiene una razón de ser, incluso interactuar con BB para reducir su estrés y así ayudarle a funcionar óptimamente. Me pareció un buen detalle escuchar su llanto desde la bocina del DualShock 4 para sentir esa conexión que tiene con Sam y compartir su estrés cuando pasamos por territorio CV.

 

¿Qué es lo peor?

Llega a ser tedioso que alaben todo el tiempo a Sam y a los repartidores; si bien, hay gente que no está contenta con las empresas de logística por varias razones, me parece un poco exagerado que el destino del mundo recaiga en un repartidor, al cual por cierto le llegan a pedir cosas tan triviales como una pizza, con límite de tiempo y la condición de que no se incline, para variar.

 

¿Debería comprarlo?

Definitivamente el juego no es para todos. Comienza algo lento y en ciertas partes llega a ser repetitivo. Además aquí sí aplica la frase “el flojo trabaja doble”, porque a veces por querer hacer todos los pedidos a la vez y rápidamente, no desarrollas bien los caminos y tomas las rutas más cortas pero peligrosas y con ello puedes perder o dañar la carga.

Sin embargo creo que el juego sí aporta cosas que valen la pena experimentar, no sólo por su jugabilidad, sino porque invita a reflexionar sobre la unión entre la gente, las comunidades y la vida y la muerte.

Si alguien pensaba que el talento de Kojima moriría con Konami, estaba muy equivocado.

 

 

Axel Romero I Agencia Reforma

Te puede interesar:

Proponen a Guillermo del Toro para Medalla Belisario Domínguez

Proponen a Guillermo del Toro para Medalla Belisario Domínguez

Debido a su generosidad, los organizadores de la Olimpiada de Matemáticas de la Ciudad de …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget