fbpx
MultimediaSonoroTicketVideos

Madonna se salta restricciones por Covid-19


A sus 62 años a Madonna parece no preocuparle el Covid-19 y tampoco acatar las restricciones de movilidad que están imponiendo la mayoría de los países del mundo, entre ellos Estados Unidos, donde reside habitualmente durante los últimos meses.

Según varios medios estadunidenses y británicos, la cantante se ha saltado todas las recomendaciones y ha visitado cinco países en solo tres semanas. En la escapada invernal, ha estado acompañada por su novio, el bailarín estadunidense Ahlamalik Williams, de 26 años, y por cinco de sus seis hijos.

Antes de Navidad, Madonna, Williams y los cuatro hijos adoptivos de la artista (David Banda, de 15 años, Mercy James, 14 y las gemelas Estere y Stella, de 8) volaron de Los Ángeles a Londres, donde recogieron a Rocco, de 20 años, el hijo que la cantante tuvo con el cineasta británico Guy Ritchie.

Después todos juntos viajaron el 28 de diciembre a Malawi, país en el que Madonna adoptó a sus hijos. En ese recorrido hicieron una escala en Egipto.

En el grupo, que se cree utilizó un jet privado para su desplazamiento, también se encontraba el fotógrafo personal de la cantante, Ricardo Gomes, encargado de inmortalizar los momentos más significativos del viaje. La familia y sus acompañantes permanecieron una semana en Malawi.

El miércoles de la semana pasada volaron a Kenia para realizar un safari. País en el que aún permanecen, ya que el lunes la artista compartió en sus redes un video de ella y su novio visitando la tribu Pokot, situada al oeste de Kenia.

A pesar de que desde el entorno de la artista se ha hecho llegar a periódicos británicos se han realizado pruebas periódicas de coronavirus, los medios de este país destacan que en cualquier caso el grupo ha incumplido las restricciones impuestas al resto de los ciudadanos de Reino Unido y de sus visitantes.

A partir de esta semana todos los pasajeros que lleguen desde Estados Unidos a Reino Unido deben presentar pruebas negativas de coronavirus. Norma que no estaba vigente cuando la Reina del Pop llegó a Londres en diciembre, pero que sí debería haber cumplido el autoaislamiento obligatorio de 10 días que regía la llegada de cualquier viajero procedente de EU.

 

 

Staff I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button