fbpx
LaRedLo que circula en la redTicket

Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich

Denuncian acoso en plataformas digitales


Lanzado en 2011 y adquirido por Amazon tres años después, Twitch recibe más de 30 millones de visitantes al día, la mayoría de ellos atraídos por el formato de videojuegos con comentarios en vivo y por las estrellas del sector.

Pero en la plataforma conviven todo tipo de personalidades y actividades.

Casi cada vez que inicia una sesión de transmisión en vivo, RekItRaven sufre un ataque repentino de insultos racistas por parte de extraños a los que intenta bloquear de inmediato.

Raven, una treintañera negra y “no binaria” (que no se identifica como hombre ni como mujer), es creadora de contenido en Twitch, la plataforma de transmisión de videojuegos en vivo más grande del mundo.

Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich
Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich Foto: AFP

Pero también es objeto de “hate raids” (ataques de odio) que hacen la vida imposible a los creadores estigmatizados por su color de piel o su orientación sexual.

“Es muy difícil. Y es difícil no internalizarlo, porque me odian por cosas que no controlo”, dijo esta madre de dos hijos, al borde de las lágrimas.

Ante las recurrentes oleadas de racismo y referencias al grupo supremacista blanco Ku Klux Klan, Raven lanzó en Twitter el lema #Twitch hazlo mejor. 

Decenas de usuarios, principalmente no blancos y/o de la comunidad LGBTQ, se unieron a este banner para denunciar la inacción de la plataforma.

Porque para muchos de ellos, Twitch es más que un sitio de entretenimiento: es su lugar de trabajo. Como “afiliada”, a Raven se le paga según la cantidad de suscriptores a su canal y sus donaciones.

Gabriel Erikkson Sahlin, un profesor sueco, interpreta a Los Sims y Dragon Age bajo el sobrenombre de “BabblingGoat”.

Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich
Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich

Este transgénero de 24 años, hombre de nacimiento, responde a las preguntas de su audiencia sobre la identidad de género “mientras salta sobre las plataformas de los juegos y trata de no morir”, resume entre risas.

Pero dice sentirse a prueba por el resurgimiento del odio en los últimos meses: “esta mañana me dije, ¿de verdad me quiero conectar? Tengo un 99% de posibilidades de ser acosado”.

Las incursiones van desde un puñado de personas que publican insultos transfóbicos hasta robots programados para bombardearlo con mensajes (“Deberías hacer del mundo un lugar mejor tirándote de un puente”) e incluso con imágenes ultraviolentas (como decapitaciones).

“Sabemos que tenemos que hacer más para abordar estos problemas”, admitió Twitch a mediados de agosto, cuando el eslogan de Raven cobró importancia.

La plataforma dijo estar preparando nuevas medidas de seguridad y que había reparado una falla en sus filtros automáticos. Algo que no dio resultado, según los jugadores.

Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich
Comunidad LGBTQ+ se une contra plataforma de videojuegos Twich Foto: AFP

Chonki, una jugadora judía que se ha visto inundada de mensajes antisemitas e imágenes de esvásticas, también cuestiona la falta de apoyo de las estrellas de la plataforma.

Para Chonki y Raven, irse sería como dejar su trabajo. De ahí su enojo por la falta de capacidad de respuesta de Twitch. “Se llevan el 50% de nuestros ingresos y ni siquiera pueden protegernos del acoso”, sentencia Chonki.

También podría interesarte: Galilea Montijo desata polémica por burlarse del lenguaje inclusivo

Noticias relacionadas

Back to top button