fbpx
SonoroTicket

Llega Robert Plant a la raíz


¿Lectura sobre la realeza? Nula. ¿Información sobre Covid-19? La necesaria. ¿Estadísticas de futbol? Sólo las de su equipo, el Wolverhampton Wanderers FC. ¿Algún programa que le guste de la televisión? The Great British Bake Off. ¿Playlists o músicos de la nueva ola que le encanten? No tiene mucha idea.
Robert Plant vive en su propio mundo y lo disfruta así.

“Es que hornear es un arte. y esos chicos del programa lo demuestran. Y adoro probar panes y pasteles perfectos”, exclama Plant, en conversación telefónica desde su finca, en Inglaterra, al mencionar su interés por el programa que premia a los mejores chefs de repostería y panadería y que emite su temporada 11.

De lo que sí se entera es de cómo le va a su música y qué prefieren sus seguidores en el universo digital. Pone en la radio -dice que tiene un receptor de colección en su sala- blues, rock y jazz, sus géneros predilectos, pero con músicos de antaño. Y eso sí, le encantan las bandas sonoras, como las de Ennio Morricone, Ryuichi Sakamoto, John Williams o Hans Zimmer, entre muchos otros.

“Hace mucho dejé de leer los chismes de revistas o ver los programas de entretenimiento. Sinceramente, prefiero poner mis películas predilectas o un canal (como BBC) que me dé cosas interesantes, en lugar de obsesionarme con lo que suena o no y quién tiene éxito y quién no. ¡Ah! Y un gran placer: los scores, los disfruto enormemente.

“Escucho la música que me gusta y las recomendaciones que me hacen; así conocí lo que hace Laura Mvula, por ejemplo. Y adoro su voz. (En cuanto a mí) Estoy presentando un nuevo disco, (el recopilatorio doble) Digging Deep: Subterranea, y me entusiasma el testimonio que significa, la colección de música que hago”, explica el legendario rockstar, de 72 años.
Entusiasmado por su realidad actual, el vocalista del extinto Led Zeppelin afirma que precisamente su podcast, Digging Deep, fue lo que detonó el deseo de editar el álbum -que ayer salió a la venta-. Percibe la emisión como un diario hablado de sus mejores y peores momentos como músico, incluyendo anécdotas en torno a creaciones como The Battle of Evermore, por ejemplo.

“No estoy seguro por qué, pero a muchas personas les gusta escuchar experiencias de vida profesional, y con gusto las comparto. No todo lo cuento, pero hablo del rock que me gusta, de lo que sucedió en una gira, de lo que siempre me ha apasionado, de la música como arte, no como instrumento de fama.

“Sinceramente, no estoy metido en nada de música actual no porque no quiera o no me guste, sino porque hay tanto que me siento abrumado. A veces veo las portadas de los discos en las plataformas y me pierdo en su diseño, por eso el mío, el nuevo, lo pensé para que lo vieran pequeño y grande, en una computadora: un árbol otoñal que muestra raíces en reflejo, bajo la tierra”, señala.

En edición limitada, con versión digital y física, el material incluye Hurting Kind y Shine It All Around, dos de las piezas que, dice, son de sus predilectas.

Entre los 30 tracks sumó tres inéditos: Nothing Takes the Place of You, compuesto por Toussaint McCall e incluido en la banda sonora de Winter in the Blood, así como su propia versión de Too Much Alike, la cual grabó con Patty Griffin, y Charlie Patton Highway (Turn It Up-Part 1)”. Figuras como Jimmy Page, Phil Collins y Nigel Kennedy colaboran en algunos de los temas seleccionados.

“La verdad, creo que también es un bellísimo pretexto para levantar la mano a cualquier chico que le guste la música y decirle ‘estoy aquí’. ¡Claro!

“Soy consciente de que hoy en día, con tanta opción, tanta rapidez y volatilidad en los gustos por la música, hay que hacerse presente, y eso es lo que les digo, ‘escúchenme’. Me gusta que me escuchen. Me causa curiosidad saber cuántas personas me escuchan en el mundo digital”, acota el también productor y múltiple ganador del Grammy.

Digging Deep: Subterranea abarca la trayectoria en solitario de Plant y está disponible en todas las plataformas.

 

Juan Carlos García
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button