fbpx
GlobalLaRed

¡Las mayores ventajas del factoraje internacional!

Al trabajar en una empresa exportadora, es fundamental contar con el financiamiento adecuado, con una cobertura de riesgo, con una cobranza y con la administración de cuentas.


Sin embargo, es mil veces más fácil enunciarlo de esta manera que llevarlo a la práctica, ¿o no?.

La realidad es que existe una manera de convertir este proceso en uno no tan arduo o dificultoso y es mediante la contratación de un servicio de factoraje internacional. Si no estás seguro de qué se trata, no te preocupes porque en el presente artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tema, lo cual te permitirá llevar a tu empresa al siguiente nivel.

Acercamiento al factoraje internacional

En primer lugar, debemos responder a una pregunta esencial: ¿Qué es o qué implica el factoraje internacional? Dicho en pocas palabras, consiste en un dispositivo de financiamiento en un corto periodo temporal a través del cual una empresa exportadora o persona física que cumple con alguna actividad empresarial promueve su crecimiento.

Esto quiere decir que constituye una solución para la gestión de créditos comerciales. Es un programa que brinda su apoyo tanto a las pequeñas como medianas empresas exportadoras al mitigar el riesgo de no pago del cliente en un país que no es el propio.

¿Por qué es importante el factoraje internacional?

Otra duda que quizás tengas sea la que respecta a su importancia. ¿Realmente necesitas de este servicio? ¿Es absolutamente indispensable? La respuesta es un rotundo “sí” para ambas interrogantes.

Es muy importante si, a modo de ejemplo, quieres obtener liquidez financiera sin la necesidad de pedir prestado a un banco; o si no tienes los recursos suficientes para exportar, un esquema de factoraje internacional te resuelve el problema como si de un pequeño inconveniente se tratase.

Te permite tener capital de forma anticipada para invertirlo en otros recursos sin el peso de las deudas sobre tus hombros. Esto se debe a que representa una manera segura, efectiva y transparente de comenzar a dinamizar la actividad exportadora de tu empresa. Además de esto, es necesario para gozar de beneficios financiaros al multiplicar las exportaciones.

¿Cómo funciona el factoraje internacional?

Algo sumamente positivo de este servicio que debe ser destacado es el hecho de que es muy fácil ponerlo en ejecución. Los pasos a seguir son nada más que cuatro y no hay motivo alguno por el que deberías enfrentarte a complicaciones u obstáculos en el camino.

  1. La empresa cierra una venta y emite una factura a plazo al cliente.
  2. Cargás esa factura en la plataforma y recibes hasta un 90% del adelanto.
  3. Esperas como mucho 120 días a que el cliente efectúe el pago.
  4. Recibes el 10% restante, menos el costo mínimo de la transacción.

Como puedes ver, es pan comido. Esto quiere decir que, si así lo quisieses, podrías crecer tus exportaciones de manera inmediata, comenzando hoy mismo. Todavía quedan cuestiones por abarcar, pero ¿por qué no tenerlo en consideración? No hay nada que se asemeje a participar en el comercio global con un factoraje internacional aplicado a las exportaciones.

Factoraje

¿Cuáles son las ventajas del factoraje internacional?

Es muy probable que lo que más te interese conocer sean los beneficios implicados en el uso de un factoraje internacional. Por ese motivo, a continuación, mencionamos cuáles serían algunas de las ventajas que seguro terminarán de convencerte.

  • Estamos hablando ni más ni menos que de la primera solución de pronto pago para el comercio internacional y, desde su creación, ha ido creciendo significativamente.
  • Hace posible que exportadores y agentes de carga vendan a plazo y cobren al contado sin preocuparse por el riesgo de impago.
  • Tiene una plataforma online, lo cual significa que es digital y veloz con costos transparentes.
  • Cuenta con atención personalizada para ayudarte a todo momento.
  • Permite impulsar e incrementar la red de ventas en todo el mundo.
  • Hace lo que los bancos y prestamistas nacionales no.
  • No requiere de un seguro de crédito costoso.
  • Ofrece condiciones competitivas para incrementar el número en ventas de exportación.
  • 100% de cobertura ante las posibles pérdidas por si hubiese una falta de pago por parte de los compradores en el extranjero.
  • Muestra certeza en los flujos al descontar facturas, además de liquidez.
  • Da información completa a todo momento sobre el estatus de las cuentas aún por cobrar.
  • Tiene costos financieros altamente competitivos.
  • Mejora los indicadores de los estados financieros.
  • Reduce la cantidad de recursos destinados a labores de cobranza.
  • Monitorea el nivel de riesgo de los clientes para que uno pueda tomar la decisión acertada.

Más allá de esto, hay que mencionar que las exportaciones en sí son una gran idea porque dan lugar a un crecimiento empresarial notable. Es la oportunidad para desarrollarse y crecer, ya que significa nuevas ventas y nuevos clientes. También ayuda a consolidar la marca a nivel internacional al expandirla. Los productos comercializados van a adquirir mayor visibilidad y presencia en el mercado, entre otras cuestiones. Entonces, hay que pensar en el factoraje internacional para asegurarse de que todo salga de maravilla.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un factoraje internacional?

Por supuesto que no cualquiera puede recurrir a este increíble servicio. Es necesario que la empresa cumpla con ciertos requisitos. En una breve lista te contamos cuáles son para que confirmes si sería o no posible en tu caso.

  • Ser exportador legalmente constituido.
  • Tener un mínimo de tres exportaciones directas en el año o una anual en los últimos tres años.
  • Contar con un buen historial crediticio.
  • No estar en lo que se conoce como estado técnico de disolución.
  • Haber realizado una evaluación de riesgo aceptable para el Banco Nacional de Comercio Exterior o BANCOMEXT.

Si tu empresa está al día con cada uno de estos aspectos, ¡felicitaciones! Está más que calificada para recurrir a un factoraje internacional y, de ser así, te garantizamos que bajo ningún motivo querrás perderte tal oportunidad.

¿Qué estás esperando?

El factoraje internacional es, innegablemente, una pieza clave en las exportaciones. Con el paso del tiempo, se ha convertido en una herramienta excelente para mejorar el flujo de efectivo al cobrar facturas de exportación sin tener que esperar ni un segundo más. Así que ni lo dudes al momento de recurrir a este servicio porque las ventajas son muchas. ¡No te vas a arrepentir!

 

Noticias relacionadas

Back to top button