Inversiones que valen: Los relojes mejor valuados del mundo

Inversiones que valen: Los relojes mejor valuados del mundo

En el mundo hay infinidad de relojes de lujo para poder admirar, estos, son en muchos casos, cronógrafos coleccionables que nunca pasan de moda con el tiempo. Además de que son piezas muy demandadas por algunas personas debido a su inquietante valor, a tal punto de considerarse una reliquia sagrada. Un accesorio codiciado para la muñeca de los hombres triunfantes de negocios.

Desde su invención, estas piezas metálicas han sido de los mejores objetos creados por el hombre. Los relojes coleccionables han dado de qué hablar en el último tiempo, gracias a múltiples factores que se cuentan entre diseño, material con el que está hecho o funciones entre otras.

A tenor de ello, un reciente estudio del casino online Betway se encargó recapitular en una lista los relojes más caros del mundo a lo largo de la historia. En ella se puede constatar que el Patek Philippe 6300-A-010 Grandmaster Chime es la reliquia de cronógrafos más valiosa a elegir con un precio de venta en donde pasan los 26.000.000 de euros por poco, situando esta pieza única, como la más cotizada en la actualidad.

Por otra parte, la lista reveló que los Rolex Cosmograph Daytona podrían jugar una carta muy importante en la compra y revalorización, pues, actualmente se obtienen por cerca de 13 millones de euros, pero, se proyecta con un 251 por ciento de revalorización en los mercados, siendo ideal para adquirir en valoración por inversión.

Los Rolex tienen un pronóstico de aumento de precio para el año 2030, pues, son la principal opción de compra para una venta más remunerable en el futuro.

Hay millonarios que no lo piensan dos veces para adquirir estas piezas, y hay otros que no necesitan mostrar la ostentosidad de su vida. Tenemos como ejemplo a Zuckerberg y Gates, que cuyas tecnológicas se valoran en patrimonios netos y elevados, pero que a menudo utilizan relojes Casio no mayores de 60 o 70 euros, por lo que son la clase de empresarios que no despilfarrarían en una exquisita pieza de estas. Sin embargo, hay personas que sí lo hacen.