Golpea la vida a La Chilindrina

Con su personaje de La Chilindrina, María Antonieta de las Nieves alcanzó el cenit del estrellato.

La sola mención de la pícara niña con pecas, lentes cuadrados y colitas cortas, hija del entrañable y malhumorado Don Ramón, es motivo de evocación de uno de los personajes televisivos más queridos de toda América Latina.

Pero, ahora, a sus 69 años, la actriz lidia con una de las etapas más duras y dolorosas de su vida.

Sufre la ausencia de su esposo, Gabriel Fernández (quien falleció a los 85 años en septiembre de 2019), su compañero de ruta durante 48 años.

“Yo veo a mi marido, en la noche lo sueño tanto, está tan vigente, siento que está conmigo, yo le pongo la mano y siento que él me da la mano también, es de esos amores tan grandes que no puede uno deshacerse de ellos”, rememora nostálgica la actriz de El chavo del 8.

Precisamente con Fernández, María Antonieta recorrió el mundo durante muchos años con su famoso Circo de La Chilindrina, ella como la creativa y él como el ejecutivo, administrador, representante y publirrelacionista.

Entre ambos se hicieron de un patrimonio económico que les permitiría vivir un retiro sin preocupaciones, pero la atención a los quebrantos en la salud de Fernández, quien hizo también carrera como actor de doblaje y locutor, mermaron su capital.

“Mi esposo siempre fue muy precavido, siempre decía que teníamos que ahorrar para

que, cuando estuviéramos viejos, no le pidiéramos nada a nuestros hijos (Gabriel y Verónica). Y nos llegó la vejez y seguíamos trabajando, pero desgraciadamente él se me enfermó mucho.

“Nos fuimos a Perú a hacer una gira y se me puso grave, tuvimos que meterlo al mejor hospital durante un mes. Después, él ya no podía viajar en vuelo comercial, porque estaba muy delicado, así que alquilamos una avioneta ambulancia.

“Llegamos a Toluca, ya nos esperaba una ambulancia que nos llevó a un hospital en la Ciudad de México e inmediatamente lo internaron e intubaron”, recuerda.

Pero la situación no mejoró, porque también ella cayó enferma de neumonía. “Me dijeron que me tenían que internar, me subieron en una camilla y yo vi Pediatría, se me hizo raro que me ubicaran ahí. Me acostaron, luego un doctor llegó, me preguntó cómo me sentía, le dije que estaba bien y le pregunté que por qué me habían subido a Pediatría, si no tenía ocho años (como su personaje).

“Le dije: ‘Ya tengo más’”, cuenta con humor. “El doctor me dijo: ‘No, señora, leyó mal. Dice: Geriatría. Al final, yo leí lo que se me dio la gana”.

Tras el deceso de Gabriel, María Antonieta pasó poco más de cinco meses sola. “Sin saber nada hasta de mí”, resume.

Había decidido volver a escena este año. En febrero retomó sus presentaciones de La

Gira del Adiós de su personaje, que caracteriza desde 1972.

Viajó a Estados Unidos para presentarse en California, pero la pandemia la alcanzó y tuvo que posponer sus fechas y resguardarse en casa.

Su última aparición en la televisión fue en 2011, en el melodrama Amar de nuevo, producido por Telemundo.

 

Mario Colina I Agencia Reforma

 

 

Te puede interesar:

hombres condenados muerte violación grupo Bangladés

Cinco hombres condenados a muerte por violación en grupo en Bangladés

Un tribunal especial condenó a muerte el jueves en Bangladés a cinco hombres por la …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado