fbpx
CuriosidadesTicket

Ginny y Alexa claman justicia

Confían en que el sistema legal del país hará que Héctor N pague por sus errores


Ginny y Alexa Hoffman solo quieren justicia. Aunque lamentan lo que está viviendo Héctor Parra (nombrado a nivel judicial como Héctor N), padre de Alexa y expareja de Ginny, confían en que el sistema legal del país hará que pague por sus errores.

“Por supuesto que te dan los bajones, hemos llorado mucho por todo lo que ha pasado, nos duele que esta persona pase por una situación así porque, al final de cuentas, cuando vas por la vida cometiendo errores de esa magnitud tiene que haber una consecuencia, desgraciadamente”, afirmó Ginny en entrevista.

Actualmente, Héctor está en prisión preventiva por los supuestos delitos de abuso sexual y corrupción de menores; el viernes fue vinculado a proceso y actualmente se encuentra en el Reclusorio Norte.

En los próximos 45 días, la investigación continuará, se acreditarán los hechos con datos y medios de pruebas ante el Ministerio Público.

Luego, serán presentados frente a un juez en una etapa intermedia, en una audiencia donde se depurarán hechos y derechos, todo para preparar el caso y llevarlo a una audiencia de juicio, según explicó la abogada de
Hoffman, Olivia Rubio.

La defensa de Héctor señala irregularidades e inconsistencias en el caso, así como influyentismo por parte del diputado Sergio Mayer.

Incluso, la defensa de Héctor aseguró que podrían culpar a Hoffman de coparticipación en el delito de abuso sexual.

“Si él (Héctor N) cree que la señora Hoffman es copartícipe de esta situación, es porque seguramente él también sabe que los hechos sucedieron, tendrá una versión de cómo sucedieron los hechos. Al decir esto me parece que está, obviamente, aceptando que los hechos sucedieron”, aseguró la abogada.

Añadió que en el primero de los dictámenes que se realizaron a Alexa (en noviembre), la perita de la fiscalía concluyó que entre su decir y su sentir no había congruencia, se señaló la disonancia afectiva. En un siguiente, que Rubio comentó que fue una ampliación del primero más no uno nuevo, se determinó que no se detectó sintomatología como consecuencia de agresión sexual.

Fue hasta el tercero, realizado por un perito privado, en el que se demostró que sí.

Froylan Escobar I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button