Galaxy Fold: futuro flexible de Samsung

El Galaxy Fold es el primer smartphone con pantalla plegable de Samsung, líder actual del mercado móvil. Con una pantalla interior de 7.3 pulgadas hecha de un panel flexible, el Galaxy Fold es el primer intento de Samsung para definir cómo serán los teléfonos inteligentes a partir de ahora.

Lamentablemente, el Galaxy Fold es un teléfono que abierto sí parece del futuro, pero cerrado parece de 2010.

Doblado, el Galaxy Fold tiene una pantalla de 4.6 pulgadas en un formato 21:9 muy alargado, que poco ayuda a las apps. Da la impresión de que no cabe nada y usar WhatsApp, por ejemplo, es muy incómodo.

Esta condición hace casi obligatorio abrir el teléfono para acceder a su pantalla interior, protagonista del equipo y a la que debe su nombre. De 7.3 pulgadas y con resolución de 1536 x 2152 píxeles, es plegable porque el panel AMOLED está cubierto por plástico en lugar de cristal.

A pesar de que la pantalla interior es casi cuadrada, Samsung hizo un buen trabajo en la optimización porque todas las apps corren muy bien. Los videojuegos, en especial, se disfrutan mucho en esta pantalla inmersiva: Mario Kart Tour es un deleite donde se aprecia mejor cada detalle y pude jugar más fácilmente.

La navegación web también sale beneficiada. Se pueden ver sitios en modo escritorio y lucen naturales, y abrir documentos de Google Docs o PDF es cómodo para la vista. Netflix y YouTube están en buen tamaño, pero con grandes barras negras arriba y abajo. Leer libros electrónicos se siente casi como en un Kindle y editar notas de Evernote es más fácil.

Pero puedo decir que la experiencia del celular que se convierte en tablet termina ahí. En el día a día, es muy incómodo usar el Fold en su pantalla pequeña, acostumbrado ya a celulares de 6 pulgadas, y abrirlo todo el tiempo tampoco es práctico ni seguro en lugares como el metro o incluso en la calle. Por otro lado, la experiencia como tableta en multitarea no es la mejor, aunque Samsung se esforzó en permitir hasta tres apps abiertas en su pantalla, gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon 855 y a sus 12 GB de RAM.

El Galaxy Fold finalmente salió a la venta tras haberse retrasado casi seis meses, con fallas en su pantalla y componentes internos. El teléfono actual está reforzado, pero no es resistente al agua o al polvo.

Hay una carcasa incluida de fibra de carbono, pero si harás el gasto, deberás cuidar al máximo este dispositivo voluminoso y que no cierra por completo, pues queda un espacio entre las pantallas.

 

Lo mejor

Su pantalla interna. Aunque delicada, la pantalla funciona perfectamente y es muy cómoda para visitar sitios web, jugar, ver documentos de la oficina y disfrutar videos y es sorprendente en su tecnología que la hace flexible.

 

Lo peor

Es un dispositivo muy delicado. Gastarás 48 mil pesos en un teléfono que no es resistente al agua ni al polvo y que debes cuidar mucho de las caídas. El uso de la carcasa es casi obligatorio y también hay que ser extremadamente cuidadoso con su pantalla interna. Si hay un Galaxy Fold 2, esperamos que mejore principalmente en su resistencia.

La crítica

El Galaxy Fold no alcanza a justificar por qué valen la pena los teléfonos flexibles. No soluciona ninguna necesidad y quienes estén dispuestos a comprarlo porque tienen el dinero solo tendrán algo muy llamativo para presumir.

 

Conclusión

Más que un producto final, el Galaxy Fold parece una versión beta. Hasta que las marcas no logren aterrizar sus conceptos de forma eficiente, trabajen en la resistencia de estos equipos y bajen su precio, faltará mucho para que se popularicen. Como dispositivo de uso diario no es práctico, pero como curiosidad tecnológica, eso sí, impresiona.

 

 

José Luis Adriano I Agencia Reforma

Te puede interesar:

Así es el nuevo Galaxy con cámara giratoria

Así es el nuevo Galaxy con cámara giratoria

Samsung introdujo en el Galaxy A80 una característica con la que no cuentan ni sus …