fbpx
PopcornTicket

Era prisionera de Marilyn Manson: actriz de Game of Thrones

Quinta mujer que lo acusa


Luego de que la actriz Evan Rachel Wood y otras cuatro mujeres señalaran a Marilyn Manson de abuso sexual, Esmé Bianco, quien interpretó a Ros en Game of Thrones, se sumó a las acusaciones.

La estrella británica relató al medio The Cut que ella y el cantante comenzaron una relación a distancia y en 2011 se mudó con él a Estados Unidos.

Experiencia que la marcó ya que, comentó, se le caían las pestañas por el estrés y tenía ataques de pánico diarios porque él decidía qué ropa debía usar (prefería vestidos cortos con medias) o su horario de sueño, despertándola violentamente si se iba a dormir sin permiso. También decidía cuándo podía entrar y salir del apartamento.

“Era una prisionera. Yo iba y venía a su gusto. Él controlaba con quién hablaba. Llamaba a mi familia escondida en el armario”, aseguró.

La actriz, quien debutó en la actuación participando en videos de Robbie Williams, también afirma que, cuando se estrenó el episodio piloto de Game of Thrones, Manson solía proyectar a sus invitados una escena de sexo en la que ella aparecía.

“‘Esa es mi novia, es una puta. Mira, tiene las tetas fuera'”, decía supuestamente. “En ese momento estaba en modo de supervivencia y mi cerebro me había enseñado a hacerme pequeña y ser agradable”, lamentó.

Bianco afirma que en una ocasión Marilyn Manson le cortó el torso varias veces con un cuchillo.

“Sólo recuerdo estar acostada allí y no luchar contra eso. Perdí todo sentido de esperanza y seguridad”, confiesa.

Según The Cut, Esmé vivió un punto de inflexión en mayo de 2011, un mes después de mudarse con Manson, cuando el intérprete la persiguió por su apartamento con un hacha. Ella empezó a buscar apartamentos a escondidas y terminó rompiendo con él por email.

“En ese momento me quedaba muy poca dignidad.

“Él pasó de ser un gran modelo a seguir que realmente me ayudó en momentos increíblemente oscuros y difíciles cuando era adolescente a un monstruo que casi me destruye y casi destruye a tantas mujeres”, apuntó.

Marilyn Manson y Esmé Bianco se conocieron en 2005, a través de Dita Von Teese, ex esposa del cantante, cuando éste se interesó en ella porque quería ficharla para Phantasmagoria, cinta inspirada en la obra de Lewis Carroll.

“Pensé: ‘Mi ídolo de la adolescencia quiere trabajar conmigo. No la fastidies'”, contó Bianco.

Su relación cambió en 2009, cuando la intérprete le propuso volar a Los Ángeles para rodar el videoclip de I Want to Kill You Like They Do in the Movies. Aparentemente el video estaba protagonizado por Manson, quien secuestraba a Bianco.

“Necesito tener una víctima y amante. Vas a tener que fingir que te gusta ser maltratada por mí. Lo siento”, le adelantó Marilyn Manson

Una vez que llegó a Los Ángeles, la actitud de la estrella se volvió violenta, llegando Incluso a atarla con cables, azotarla con un látigo y usar un juguete sexual eléctrico sobre sus heridas, según relató Esmé.

Marilyn Manson nunca le envió las grabaciones y puso constantes excusas para no publicar el videoclip.

“Estás realmente guapa en las imágenes que filmamos”, le escribió supuestamente el cantante cuando ella regresó a Londres.

Fabiola Meneses
Agencia Reforma

También te puede interesar: Acusa Evan Rachel Wood a pareja de Marilyn por amenaza

Noticias relacionadas

Back to top button