fbpx
PopcornTicket

El mejor papel de Eva Mendes es ser madre


La maternidad no es una materia que se entiende por completo, pero es la que más disfruta Eva Mendes.

“No pensaba que fuera a aprender tanto de mis hijas. Sentía que al ser mamá mi trabajo sería decirles cómo ser, qué hacer y guiarlas.

“Pero las cosas no son así, para empezar no les digo cómo deben ser, y si bien trato de guiarlas, soy yo la que verdaderamente aprende, sobre todo de mí misma. ¡Eso está padre! Y es todo un reto”, compartió Mendes en entrevista.

La actriz es madre de las pequeñas Esmeralda Amada (septiembre de 2014) y Amada Lee (abril de 2016), producto de la relación que mantiene con el actor Ryan Gosling desde 2011.

Ambos embarazos los mantuvo alejados del ojo público, pero hoy no puede esconder la felicidad y lo satisfecha que está con su faceta como mamá.

Incluso, la estadunidense de ascendencia cubana compartió que a sus dos retoños les enseña español.

“Estoy tratando de hacer que todo trabaje. Mis bebés tienen tres y casi dos años, y ha sido todo un reto, por el que pasan todas las mujeres, al encontrar el balance entre la familia y el trabajo.

“Es una dualidad, pero afortunadamente tengo el apoyo de un gran hombre, de mi familia y de la suya. Es muy difícil tratar de hacer todo”, añadió la actriz.

Quizá por eso decidió poner en pausa su trabajo como actriz desde su aparición en la película Lost river (2014), el debut como director de Gosling.

Aunque ha explorado otras facetas, como la de empresaria y diseñadora. Por eso, sin titubear, la originaria de Miami asevera que no extraña estar en la pantalla porque ahora su rol más importante es el de mamá.

“No lo echo de menos. Amo mi trabajo y me siento muy afortunada, pero estoy tan feliz con mis bebés que es difícil pensar en dejarlas”, expresó la actriz.

Ayer, Eva Mendes presentó en la Ciudad de México la nueva fragancia Eve Duet, de Avon, de la que es embajadora.

Fidel Orantes I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button