fbpx
PopcornTicket

Eddie, atado a la tierra


Ganador de un Oscar, un BAFTA, un Globo de Oro y un Tony, y protagonista de la multimillonaria saga Animales Fantásticos, ubicada en el universo mágico de JK Rowling, Eddie Redmayne podría sentirse en la cima del mundo.  Nadie lo culparía.

Sin embargo, el británico conserva la sencillez y el encanto que lo llevaron a ocupar una posición privilegiada en el cine. Pero si no se marea, asegura en entrevista exclusiva, es debido al tesoro que guarda en casa.

“Tengo una familia sorprendente: una maravillosa y extraordinaria esposa (la publirrelacionista Hannah Bagshawe) y dos pequeños. Una (Iris Mary) tiene 2 años y medio, y el otro (Luke Richard) 9 meses. Cuando estás a mitad de la noche cambiando los pañales de tus bebés, tratando de que concilien el sueño. Eso te ata a la tierra. No hay nada más humano que eso, nada menos glamoroso.

“Sí, promuevo películas, viajo por el mundo, me hospedan en los mejores hoteles. Pero hay que volver a la realidad”, comenta el londinense
de 36 años.

Famoso por su interpretación del astrofísico Stephen Hawking en La teoría del todo, Redmayne asegura tener una filosofía de vida muy clara.

“Hay una carta que (el escritor ruso) Antón Chéjov le escribió a su esposa, Olga Knipper, que dice más o menos así: ‘Anda paso a paso, lentamente, y déjale la competencia a los demás’. Creo que es una
buena manera de pensar”.

El 16 de noviembre, Eddie volverá a ponerse el traje del magizoologista Newt Scamander en Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald. Estrenado en 2016, el primer capítulo de la franquicia, precuela de Harry Potter, acumuló 814 millones de dólares en
taquillas mundiales.

A pesar de que se trata de la segunda película en la que usa una varita mágica en pantalla, Redmayne asegura que lo estresa. No sabe cómo debe manejarla.

“Extrañamente, usar una varita es un reto más grande que lo que parece. Como actor, esperé toda mi vida el momento de tomar una (por su admiración a Harry Potter), y creía saber cómo hacerlo.

“Pero cuando voy a filmar y alguien la pone en mi mano, me congelo. ¿El movimiento debe ser sutil, exagerado? Fue necesario tener en el set a una coach de movimientos. Ella nos ayudó a liberarnos”.

Si en las dos películas de Animales Fantásticos la historia ha ocurrido, además de en el mundo mágico, en Nueva York, Londres y París, las próximas mirarán por primera vez a Latinoamérica. A Brasil, específicamente.

“Nos enteramos de que en los próximos filmes se verá Río de Janeiro. ¡Wow! La pregunta es: ‘¿Podremos ir allá o recrearán la ciudad
en otro lugar
“Fui afortunado de ir con mi esposa y mi hija a las Olimpiadas de Río. Fue un momento maravilloso. Cruzo los dedos por volver”, señala.

Mario Abner Colina I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button