fbpx
PopcornTicket

Drogas y sexo, el pasado oscuro del príncipe Enrique


“Es como una mezcla de The Truman Show y vivir en un zoológico”. Así definió ayer el príncipe Enrique parte de su escandaloso y mediático pasado, para el podcast Armchair Expert, del actor y director de cine Dax Shepard.

Antes de su matrimonio con Meghan Markle, los medios lo habían catalogado como el “enfant terrible”, el rebelde de la monarquía. En su adolescencia, Enrique, hoy de 36 años, apareció en portadas de revistas y periódicos como The Sun desnudo en una fiesta privada en un hotel de Las Vegas.

Cabe recordar que también fue señalado como racista al portar, en una fiesta de disfraces, un uniforme nazi con una esvástica en el brazo.

“Fue una mala elección de disfraz, y presento mis disculpas”, declaró el Enrique aquella vez.
A los 16 años, el príncipe Enrique tenía serios problemas con el abuso del alcohol y la marihuana.
“Ciertamente no era consciente de lo que hacía. Es como ‘¿por qué estoy haciendo esto?’. En ese momento fue como ‘esto es divertido. Estoy en mis 20. Es lo que debes hacer'”, agregó en la charla con Shepard.

CREA POLÉMICA, AHORA EN EU

En la conversación, el Duque de Sussex también se adentró en temas políticos y calificó la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, sobre la libertad de expresión, como una “locura”.

Eso no fue del agrado de muchos de sus detractores. Tras las declaraciones, fue incluso víctima de críticas en redes sociales, así como de comunicadores de televisión, como el periodista Sean Hannity, quien le dedicó un mensaje al inicio de su programa.

“Tengo un mensaje especial esta noche (lunes) para el ‘dolor real de Inglaterra’, el Príncipe Enrique, quien piensa que la Primera Enmienda de Estados Unidos es ‘loca'”, dijo Hannity.

“Necesita una educación, se la daremos”, prometió. “Enrique, realmente no necesitamos que vengas de Inglaterra para darnos conferencias sobre la Primera Enmienda. Comprende que esta es la misma Primera Enmienda que les permitió a usted y a su esposa destrozar a su propia familia en la entrevista de Oprah Winfrey. A ti y a Meghan se les permitió acusar a tu familia de racismo”.

La Primera Enmienda protege el derecho a la libertad de expresión, de culto, de prensa y a las protestas pacíficas.

La molestia del comunicador fue de tal calibre que incluso lo invitó a marcharse del país.

“En cierto modo, siento pena por ti porque pareces dividido entre tu nueva novia (sic) y tu familia en Inglaterra.

“Eres libre de irte a casa, de hacer las paces en el Palacio (de Buckingham) con las personas a las que tú y tu esposa lastimaron profundamente”, dijo el anfitrión.

Enrique, sexto en la línea de sucesión al trono británico, comentó que no quería seguir la ruta de la Primera Enmienda porque, según dijo, es un tema enorme y no lo entiende debido a que su estancia en Norteamérica aún es corta.

“Puedes capitalizar o explotar lo que no se dice en lugar de defender lo que se dice”, explicó.
Ahora Enrique y Meghan esperan la llegada de su hija, este verano, junto a su pequeño hijo, Archie, de dos años.

 

}


Staff I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button