El póker, mucho más que un simple juego de azar
 
Hace (1) meses
 · 

Businessman with smartphone playing poker online and casino table with cards and chips. Online poker, internet gambling, online casino rooms concept. Pinkish coral bluevector isolated illustration

Compartir:

El póker es reconocido internacionalmente como uno de los juegos de casino en absoluto más famosos,su éxito se basa en un sinfín de razones, entre las cuales se destacan la existencia de un número extremadamente elevado de variantes para elegir, la relativa rapidez de las manos y la posibilidad de participar en torneos de diferentes niveles de dificultad.

Como si esto no fuera suficiente, estas características intrínsecas se han valorizado aún más en tiempos recientes, los increíbles avances realizados en las últimas décadas en el ámbito tecnológico, de hecho, han llevado a la predominancia del poker online; para jugar cuando y desde el lugar que más se prefiera, sólo es necesario conectarse al Internet a través de un Smartphone.

Sin embargo, el póker no siempre ha experimentado la increíble fama de que goza hoy en día, en efecto, durante mucho tiempo ha sido considerado como nada más que un juego de azar común, esta percepción está difundida desde tiempos inmemoriales, remontándose aproximadamente a doscientos años atrás, esta deriva del momento en que los colonos franceses exportaron el póker a los Estados Unidos en la primera mitad del siglo XIX.

Desde Nueva Orleans, este juego se difundió inicialmente por todo el continente americano a través de los barcos de vapor que surcaban las aguas del Mississippi. Rápidamente, el póker conquistó los salones del Far West, frecuentados de forma prevalente por delincuentes; como consecuencia, en el imaginario colectivo, comenzó a asociarse automáticamente con personas poco recomendables, peligrosas y de baja estatura moral.

El primer rescate real para el póker llegó en 1970, cuando el empresario de casinos estadounidense Benny Binion creó las World Series of Poker de Las Vegas. La atención mediática recibida por su Main Event a nivel mundial ha contribuido a que millones de personas se acercaran a este apasionante juego.

A través de este torneo, muchos principiantes comenzaron a darse cuenta de que, para tener éxito en la mesa verde, la suerte no ocupa un papel exclusivo, desde ese momento que realmente nos hemos vuelto conscientes de que el póker no es un juego de casino como los dados o las máquinas tragaperras.

El caso de Chris Moneymaker, de hecho, es más único que raro, la inesperada victoria del Main Event de 2003 por parte de este contador principiante no fue seguida por otros resultados que sean dignos de mención.

Su ejemplo, por lo tanto, es particularmente representativo de que, para convertirse en profesionales exitosos, no hay sólo que acumular cientos de horas de juego, sino también que estudiar con cierta constancia. Después de haber aprendido a la perfección las reglas principales del póker y haberse especializado en la variante que más se prefiere, se debería también leer libros sobre el tema, seguir cursos, ver los vídeos de las partidas más importantes de la historia y tomar clases particulares.

Juego de poker

 

Además de este bagaje técnico formal, también se debería prestar especial atención a los aspectos psicológicos del juego, aunque estos sean menos evidentes, no son menos relevantes. Nos estamos refiriendo a la necesidad de aprender a controlar el estrés y las emociones incluso en las situaciones más delicadas. En este sentido, familiarizarse y practicar con cierta regularidad técnicas de meditación como el mindfulness puede ser de gran ayuda.

Además, también sería oportuno adoptar un estilo de vida equilibrado para poder mantener siempre altos los niveles de concentración, prontitud de reflejos y lucidez mental. Ser pacientes, entonces, y aprender a interpretar el lenguaje corporal de los oponentes, puede hacer toda la diferencia del mundo a la hora de decidir el destino de un desafío importante.

Todas las habilidades mencionadas anteriormente son fundamentales cuando se juega al póker. La prueba oficial de este hecho se remonta al 2010, cuando la Asociación Internacional de Deportes Mentales incluyó al póker en el listado de los deportes mentales.

De este, también forman parte juegos como las damas, el ajedrez y el Go. A pesar de que sus reglas son diferentes, estos últimos tienen en común la necesidad de haber desarrollado un alto grado de capacidad técnico-estratégica y psicológica para garantizar el logro de resultados relevantes y duraderos.

Este importante reconocimiento ha puesto fin definitivamente al dilema que durante años ha interesado al póker. Como en cualquier otro juego, así como en la vida cotidiana, no hay duda de que, incluso en el, es necesario tener a la diosa fortuna del propio lado.

Sin embargo, los que decidan practicarlo – especialmente quienes tengan la ambición de convertirlo en una profesión – no podrán evitar estar de acuerdo con esta declaración: el póker es mucho más que un simple juego de azar.

 

También te puede interesar: Jugadas que te harán ganar al póker

Compartir:
Relacionados
title
Hace 25 días
title
Hace (1) meses
title
Hace (1) meses
title
Hace (7) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Vive el regreso de los EMOs a Pachuca, con un evento imperdible
Por Redacción Criterio . 14 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 15 de mayo de 2024
Por Alejandra Valencia . 17 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 16 de mayo de 2024

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad