fbpx
PopcornTicket

Conmueve Raúl Méndez en Cannes


Acostumbrado a participar en proyectos cargados de violencia, polémicos y que retratan la sordidez de México y el mundo, el actor Raúl Méndez le dio un respiro a su carrera con la serie Miguel, de origen israelí.

En este show, presentado con éxito este martes en el Festival Internacional de Series de Cannes, se aborda el tema de la adopción desde una óptica muy humana, en tan sólo seis episodios de una hora.

“Por lo que he visto hasta ahora en el festival, la tendencia de las otras series va por lo que está de moda en el mundo: el narcotráfico, la política y la corrupción. Este show es todo lo contrario.

“Es una historia sumamente conmovedora y es como los israelitas hacen las cosas: sencillas, pero con gran profundidad de escritura y de historia. El público estaba muy conmovido”, señaló Méndez en entrevista.

Basada en un caso verídico, la miniserie aborda el viaje de un par de amigos israelíes, un hombre y una mujer que se hacen pasar por pareja para cumplir el sueño de él y adoptar a un niño en Guatemala. “La serie es escrita, dirigida y producida por gente israelita. Es una historia muy sencilla y que viene de un caso de la vida real. Él realmente es gay y ella es su mejor amiga, y todo pasa en 2001.

“En ese entonces estaba de moda, porque había una corrupción terrible, la adopción mediante el pago de dinero”, explicó ayer el histrión vía telefónica desde Cannes, Francia, después de presentar la serie.

En el proyecto, el mexicano da vida a Martín, un guatemalteco que ayuda a la pareja a cristalizar su sueño y que, años después, cuando el niño llega a la mayoría de edad, lo guía para encontrar a sus verdaderos padres.

 

 

Rodolfo G. Zubieta I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button