fbpx
LaRedTicket

Tom Clancy’s, amenaza descontrolada


Hace dos años Ubisoft lanzó Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands, en el que el equipo de los Ghosts, una unidad élite de operaciones especiales norteamericana, enfrentaba al cártel mexicano Santa Blanca. Con un buen recibimiento, Ubisoft tuvo la confianza para preparar la secuela Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint.

Además de jugarlo, pudimos platicar con los creadores de Breakpoint para que nos contaran un poco más sobre el proceso que llevó crear esta nueva historia, desarrollada en el archipiélago Auroa. Este sitio es el hogar de la empresa Skell Technology, que planeaba crear una utopía tecnológica, hasta que un grupo armado tomó el lugar.

Nomad, el protagonista, se enfrentará solo a una nueva organización formada por exghosts ahora llamados Wolves (lobos), dirigidos por el comandante Cole D. Walker, personaje a quien dio vida Jon Bernthal, conocido por series como The punisher y The walking dead.

“Jon es un gran actor, no puedes evitar mantener tu mirada pegada a la pantalla cuando él se presenta. Estuvimos increíblemente impresionados por su presencia en la pantalla y por su humildad fuera de ella. Trae algo muy especial al personaje y al juego”, comentó Eric Couzian, director creativo del título.

Con un mundo abierto al estilo de Ubisoft, el juego combina elementos de RPG con diferentes niveles de daño según las armas a usar y que además sirven para personalizar a Nomad con atuendos, accesorios como gorras y guantes e incluso peinados.

Al avanzar obtendrás experiencia y cuando subas de nivel, podrás mejorar a tu personaje en un árbol de habilidades para ser más sigiloso, mejorar su manejo del armamento y más. Los enemigos también tienen niveles y aquellos que sean más peligrosos tendrán un símbolo que los distinga.

Tu personaje se puede especializar como doctor de campo, francotirador, ser sigiloso como una pantera o si prefieres los enfrentamientos directos, serás un ex-perto en asalto.

Aunque los enemigos usan drones, aviones y helicópteros para vigilar el entorno, tú también puedes usar un dron para investigar el área, marcar a los enemigos y planear la mejor ruta táctica para atacar, como en Wildlands.

Una de las novedades es que podrás ocultarte en la tierra al cubrirte con lodo para pasar inadvertido. También que el personaje aprovecha objetos cercanos para cubrirse y puede cargar a sus camaradas para llevarlos a un lugar a salvo, mejoras obtenidas gracias a los fans.

“Observamos cómo jugaban, qué querían, los leímos en los foros, los escuchamos en las pruebas y mezclamos eso con la investigación que hicimos con consultoría militar”, explicó Joe Gingras, jefe de la realización del diseño del juego.

Tendrás total libertad de explorar el terreno a tu gusto, pero cuidado al cruzar por una zona controlada por Wolves de alto nivel que te obligarán a retroceder. Hay varias partes repletas de enemigos que, aunque no son difíciles de matar, son tantos que te tomará tiempo eliminarlos y si llegas a morir, no te darán muchas ganas de volver a intentarlo.

Pero los bugs abundan en el juego y son tan molestos que incluso podrían desalentarte a aventurarte. Entre las cosas que me pasaron, hubo un momento en el que el dron no se activaba y luego no podía apagarlo y otra ocasión donde el personaje no podía recoger algunos objetos, como información que encontraba en la zona. Además, muchos elementos no cargan del todo bien, como los escenarios. Hubo una vez en la que usaba un rifle francotirador y me parecía que el enemigo estaba descubierto, pero no lo mataba porque al final sí estaba protegido, pero a distancia no se veía la lámina con la que se cubría, hasta que acerqué el dron para verlo.

La narrativa también dejó qué desear. Con Bernthal en el reparto, se podría pensar que Ubisoft haría lo posible para darle a la campaña un final épico y lleno de sensaciones, pero se siente como que el juego simplemente fue el relleno para otro capítulo.

Breakpoint no se sintió tan divertido como Wildlands, tal vez porque el guion del título de hace dos años tomaba cierto vocabulario chicano que me daba risa, pero el juego carece de alma en el guión en todo momento. Simplemente, no te engancha la historia.

Lo peor de todo es que necesitas internet para jugar, sí o sí. Entiendo que el título brinda opciones para adentrarte en compañía en modo cooperativo durante la campaña, con amigos o desconocidos, pero debería ser eso, una opción que no determine el resto del juego.

También puedes enfrentarte a otros competidores en Ghost War en combates a muerte cuatro contra cuatro. Lo que sí reconozco que estuvo bien es que el nivel de las armas se desactiva, así que aunque hay microtransacciones, no te sentirás superado por los que gastan mucho en el videojuego.

Si eres fan de los títulos con historias interesantes, la conclusión es fácil: aléjate de Breakpoint. Pero si disfrutas explorar mundos abiertos, jugar en línea y provocar muchas explosiones y disparos, entonces puede que te diviertas unas horas.

Ubisoft asegura que constantemente escucha a la comunidad, así que esperemos que arreglen el título dentro de poco. Cada cuatro meses se agregará más contenido, como nuevas historias, clases, armas, modos de juego e incursiones y más. Incluso habrá un evento temporal de Terminator, así que tal vez Breakpoint valga más la pena en unos meses.

 

Axel Romero I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button