Para Eduardo Verástegui, enviar mensajes humanitarios para mejorar la sociedad es una prioridad, por lo que a través de la película Inesperado quiere generar conciencia sobre el aborto.

Aborda Verástegui nuevo desafío en contra del aborto

Para Eduardo Verástegui, enviar mensajes humanitarios para mejorar la sociedad es una prioridad, por lo que a través de la película Inesperado quiere generar conciencia sobre el aborto. El actor compartió que integrarse a este proyecto en el área de postproducción fue todo un desafío, pues tuvo que crear su propia distribuidora cinematográfica para lograr la entrada del filme a México, con lo que logró la proyección de este en más de 200 salas.

¿Cómo inició tu participación en el largometraje?

Los productores, directores y guionistas me buscaron cuando estaban en la fase inicial, como estaba trabajando en Sound of Freedom, no me pude unir en ese momento, pero al terminar la película en Colombia, me sumé a la postproducción para lanzarla en México.

¿Cómo surgió tu distribuidora cinematográfica?

Pensé que sería muy fácil llegar al país con el material listo, pero no fue así, no hubo interés. No pregunté, pero pudo ser porque tenían otros proyectos, no había espacio o por la temática. Entonces, como la necesidad es la madre de la creatividad y la invención, abrí mi propia distribuidora de cine.

¿Qué fue lo más difícil del proceso?

Fui a los cines y me pidieron un plan de marketing, al principio solo me ofrecían tres o cuatro complejos pero yo quería todos, así que se me ocurrió invitar a legisladoras de todos los partidos para convertirlos en embajadores del filme, y, aunque difieren en muchos temas, aceptaron por la trama humanista de la historia. Ellos se comprometieron a difundir el mensaje y yo a hacer una premier en cada estado de la república.

¿Cuál es el objetivo de Inesperado?

Salvar muchas vidas y no hay nada más gratificante, ni un premio ni un reconocimiento.

¿Qué te motiva a hacer todo esto?

Estoy en el proyecto por gratitud, pues estoy vivo porque mi mamá dijo sí a la vida. Celebro y disfruto mi existencia, así que lucho por aquel que está a punto de no tener lo que yo, mi obligación como humanista es aplicar la regla de oro: trata a los demás como quieres ser tratado, haz por otros lo que quisieras que hicieran por los tuyos.

¿Qué significa para ti el aborto?

Es un crimen, no es salud reproductiva, no es sano si muere alguien y no es un derecho. Desde la concepción ya es un humano, tiene ADN, genoma, es una vida irrepetible, solo hay que dejar que se desarrolle. Tuve una experiencia en una clínica en la que después de hablar con una chica, se convenció de que no era lo que ella quería hacer y meses después me llamaron para darme la noticia de que al bebé lo llamaron Eduardo. Cuando lo tuve en brazos, sus papás me dieron las gracias por salvarle la vida a su hijo.

¿Qué dice tu familia sobre la labor que realizas?

Mis padres y mis tres hermanas están muy contentos. En mi casa siempre me enseñaron a buscar soluciones: si hay un problema lo veo como un reto de crecimiento, de oportunidad, eso me apasiona.

Alejandra Velázquez I Agencia Reforma

Te puede interesar:

Proponen debate sobre aborto en el Zócalo

La senadora morenista Citlalli Hernández propuso al diputado local neolonés con licencia por el PES, …