fbpx
Bon AppétitSuplementos

El frío les sienta bien


Las infusiones en frío son un refrescante capricho estacional. La alquimia consiste en dejar que el agua actúe lentamente sobre hojas, flores y frutas para revelar, poco a poco, sus ricas expresiones aromáticas y gustativas.

De acuerdo con Olivia Medina, directora general de Euro Té, el objetivo de infundir es extraer sustancias solubles, por lo que la temperatura del líquido puede ir de helada a cálida, siempre y cuando sea antes del punto de ebullición.

Hacerlo en frío requiere buena dosis de paciencia; hacerlo en caliente es, sobre todo, un asunto de precisión en cuanto a tiempo y temperatura.

“Un minuto hace gran diferencia de sabor porque se adquiere más de lo que se busca. Si no se tiene un completo control, se obtienen muchas sustancias amargas y mayor cantidad de polifenoles”, detalla Olivia.

“Los japoneses han hecho estudios que muestran que a más de 70 °C el nivel de polifenoles crece exponencialmente por cada grado centígrado; la pendiente es muy alta.

“En una infusión en frío estas sustancias se disuelven más lento y en mucho menor cantidad, no se amarga la bebida, se extrae gran volumen de antioxidantes, sabores y color sin tanto amargor ni astringencia”.

Quien piense que las infusiones son solamente un remedio de abuelitas para las dolencias más comunes está muy equivocado.

Ya sea en combinación con destilados, vinos espumosos o tranquilos, estas mezclas de hojas, flores y frutas secas y deshidratadas pueden bien protagonizar un coctelito fresco y primaveral.

Nayeli Estrada
Agencia Reforma

Té blanco de celebración

4 porciones
6 cucharadas de té blanco aniversario + 2 tazas de agua fría + 1 botella de vino espumoso demi sec

Preparación
Dejar reposar el té blanco en el agua de 2 a 4 horas. Colar y reservar.
Enfriar el vino. Servir las copas flauta con de infusión. Rellenar con el espumoso.

Euro soda té verde

4 porciones
12 cucharaditas de mezcla de té verde con notas afrutadas + 2/3 de taza de agua a temperatura ambiente + 2 caballitos de tu destilado favorito + agua mineral + hielo

Preparación
Infundir la mezcla de té por lo menos ½ hora. Colar y mezclar con el destilado. Servir en los mason jar y rellenar con agua mineral y hielos.

HAZLO EN FRÍO 

El famoso cold brew es un método que puede aplicarse no sólo en la elaboración de café:
+ Si quieres una jarra: Infunde 20 gramos de té o tisana en un litro de agua durante toda la noche. Cuela, endulza al gusto y añade un litro de agua helada o hielos.
+ Si sólo quieres una taza, 3 gramos y ½ hora de infusión son suficientes para comenzar a percibir sabores. Utiliza la misma mezcla varias veces para extraer todas sus sustancias solubles. Cada infusión en frío requerirá un poco más de tiempo que la anterior.
+ Puedes sustituir el agua natural por mineralizada e incluso experimentar con vinos tintos o rosados.
+ Nunca exprimas los ingredientes, eso sólo logrará que tu taza resulte amarga y astringente.

Tisana frutal helada

4 porciones
8 cucharadas de tisana frutal + 4 tazas de agua + 8 cucharadas de azúcar + hielo.

Preparación
Infundir la tisana en el agua por lo menos ½ hora. Endulzar y colar. Servir con abundante hielo.

 

Noticias relacionadas

Back to top button