Bella por siempre

Es considerada como símbolo de Francia y el mundo. Y es que la rubia, que conquistó al orbe, desde la cinta Los paraguas de Cherburgo, además de ser una excelente actriz, como lo muestran sus últimas cintas con arriesgados directores de todas partes del planeta, también se ha mantenido como todo un ícono de estilo.

Así, la heroína de Buñuel, quien la dirigió en Tristana y Bella de Día, ha acaparado premios a lo largo de su prolífica carrera y es famosa por amar la moda, así como su relación con diseñadores como Yves Saint Laurent, ser imagen de Louis Vuitton en el 2013, además de ser asidua a los desfiles de marcas tan conocidas como Celine o Chanel durante la Semana de la Moda de París.

Aunque recientemente sufrió un leve derrame cerebral, Deneuve ha mantenido un estilo que la convierte en todo un ícono y aquí tratamos de investigar aquellos elementos básicos que la han hecho eterna.

A continuación sus básicos:

1.- Un vestido negro, simple, monacal casi, con un cuello blanco en contraste que se ha convertido en un clásico.

2.- Un abrigo tipo años 60 de lana cruzado, con doble botonadura que sirve para casi cualquier ocasión. Se puede llevar con botas.

3.- Un clásico traje sastre, en tweed u otra tela abrigadora, ya sea negro o en color pastel.

4.- Un suéter de cuello cisne, ya sea en negro, blanco o color neutro. Siempre lo llevaba a las alturas con una falda de cuero o unos pantalones anchos.

5.- Zapatos de medio tacón decorados con hebilla clásica que le diseñó Roger Vivier para Bella de Día.

6.- Lazos, diademas y adornos en su cabellera rubia, otra de sus grandes armas para seducir.

7.- Pañoletas con estampados de marcas famosas para salir a la calle, acompañadas de unos grandes lentes oscuros.

8.- El uso de perlas, sobre todo en collares pequeños que le añadían siempre un toque de sofisticación.

9.- Una buena cartera, ya sea colgante con cadena o tipo tote para ensalzar cualquier atuendo.

10.- Un smoking de seda con solapa de raso, una de las piezas emblemáticas con las que triunfó con su diseñador de cabecera, Yves Saint Laurent.

 

Fernando Toledo I Agencia Reforma