fbpx
RegionesTula

Presionan vecinos para liberar a un arqueólogo


Tras la detención del arqueólogo Pedro Cardoso Reyes en la zona Zapata II, de la colonia 16 de Enero, en Tula, 60 pobladores se manifestaron para exigir su liberación en las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR) .

Según los inconformes, Cardoso Reyes fue asegurado a las 15:00 horas del miércoles, cuando hacía labores de limpieza en el sitio mencionado.

Los allegados del sujeto añadieron que fue llevado a las galeras del ayuntamiento y luego, a petición de un apoderado legal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), identificado como Ismael Amador Gómez, lo trasladaron a la FGR.

Posteriormente, cerca de las 20:00 horas, familiares y amigos del arqueólogo se congregaron frente a la fiscalía, a fin de exigir su liberación, pues acusaron que fue detenido sin motivo.

“Supimos de su arresto y que se lo llevaron con engaños. Nunca le dijeron que iba en calidad de detenido. Pedro no es un delincuente, Pedro es un hombre que ha dedicado su vida a la preservación y rescate de la historia de Tula, deberían de actuar así con la verdadera delincuencia. Hemos tenido tres homicidios seguidos en la ciudad, pero ahí no hacen nada”, reclamó uno de los quejosos.

La liberación del sujeto se logró tras cuatro horas de presión por parte de más de 60 pobladores de Tula, principalmente, vecinos de la colonia 16 de Enero.

Asimismo, Criterio constató que la única representante del ayuntamiento que acudió a la FGR fue la regidora Yolizmati Calva Andrade, quien condenó el hecho.

“Detienen a un hombre preocupado por conservar y rescatar el patrimonio histórico de Tula”, recriminó Calva Andrade.

Asimismo, cuestionó al INAH por impedir que se lleve a cabo el rescate de las zonas arqueológicas del municipio y por ser una dependencia omisa ante la destrucción de los vestigios toltecas.

Por su parte el Instituto de Antropología no se pronunció al respecto de la detención de Cardoso Reyes.

Señalamientos

  • Tras su liberación, Cardoso Reyes acusó que su detención fue orquestada por el residente de la zona arqueológica de Tula, Luis Manuel Gamboa Cabezas, y el administrador de la antigua Ciudad de los Atlantes, Alejandro Gasca Cruz, a quienes acusó de estar contra las restauraciones por un tema económico y no patrimonial. Debido a esto, exigió que se les practique una auditoría a ambos

Miguel Ángel Martínez
Tula de Allende

Noticias relacionadas

Back to top button