fbpx
HidalgoRegionesTula

Solo un cuerpo no ha sido identificado


Solo uno de los cuerpos de las ocho personas que fallecieron durante el enfrentamiento del miércoles pasado en la fábrica de cementos Cruz Azul permanece sin identificar, a la espera de ser reclamado por sus familiares, informó personal del Servicio Médico Forense (Semefo).

Fuentes en el interior de la dependencia, que solicitaron permanecer anónimas por no estar autorizadas a dar detalles sobre la situación, indicaron que hasta el mediodía de ayer los cadáveres de seis víctimas habían sido entregados a sus consanguíneos, uno fue trasladado a una funeraria de Estado de México y otro seguía en calidad de desconocido.

Los trabajadores señalaron que el primer cuerpo entregado fue el de M. C. M., único trabajador de la cementera que perdió la vida en el enfrentamiento.

“Él estuvo con sus familiares el mismo día de los acontecimientos, horas después de perder la vida (sic)”, externó uno de los peritos.

Solo un cuerpo no ha sido identificado
Solo un cuerpo no ha sido identificado

El día siguiente, agregaron los informantes, fueron entregados los cuerpos de A. D. M. R. y O. M. C.; este último, en Ixtapaluca, Estado de México.

En tanto, los restos de A. J. J. C. G. y A. E. F. C., ambos de 28 años, fueron trasladados a Valle de Chalco, en la entidad mexiquense.

En tanto, los familiares de O. C. A. asistieron ayer por la mañana a reclamar los restos de su familiar.

Los informantes agregaron que los consanguíneos de un joven de 15 años acudieron al Semefo ayer para reclamar el cuerpo, pero desconocían el nombre de la víctima.

Criterio dialogó con familiares de algunos fallecidos, quienes indicaron que “una empresa”, cuya razón social no proporcionaron, los había transportado a la planta de Cruz Azul, en Jasso, Tula de Allende, para participar en
un desalojo.

ENFRENTAMIENTO

El miércoles por la madrugada un supuesto intento de invasión a la planta de Cruz Azul derivó en un enfrentamiento en el que murieron ocho personas: un trabajador de la fábrica y siete de los presuntos agresores

Familiares de algunos de los fallecidos de origen mexiquense indicaron que sus consanguíneos no eran delincuentes, aunque reconocieron desconocer cómo ocurrieron los hechos

El enfrentamiento fue producto de la disputa que tienen desde hace 20 años dos grupos por el control de la cementera

Miguel Ángel Martínez I Tula de Allende

También te puede interesar: Alertan sobre audios FALSOS de “Secuestros masivos” en Hidalgo

Noticias relacionadas

Back to top button