fbpx
RegionesTulancingo

Protestan por traslado de 12 felinos al Ajusco


La mañana de ayer, un grupo de activistas liderados por Érika Ortigoza Vázquez, rescatista de fauna silvestre y presidenta de la asociación civil Invictus, se manifestaron en contra de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por el traslado de 12 grandes felinos del zoológico de Tulancingo al santuario Black Jaguar White Tiger, ubicado en la zona del Ajusco, al sur de la Ciudad de México (Cdmx).

“Reubicación, sí; BJWT, no”, citaban algunas cartulinas que el grupo inconforme colocó en el zaguán de acceso al parque recreativo. Mientras, el edil de Tulancingo, Fernando Pérez, confirmaba el traslado de seis leones: cinco hembras y un macho; cuatro tigres: tres machos y una hembra; un lince rojo y un jaguar negro, luego de que la dependencia determinara el cambio de depositario.

Más tarde, en un comunicado, la alcaldía señaló que “al no existir certidumbre legal de las especies, la instancia federal es quien tiene la propiedad de los animales que estaban ‘depositados’ en el municipio”.

Ortigoza Vázquez explicó que la inconformidad tiene que ver con el sitio donde serán alojados los felinos y recordó que, conjuntamente con el municipio, trabajaban en la reubicación de éstos a un santuario de Denver, Colorado.

“Ya estaba apalabrado para que se fueran a un lugar extraordinario, pero se van a uno muy cuestionado en el tema de vida silvestre por expertos académicos y especialistas, debido a su forma poco eficaz de atender a los animales”, acusó la activista.

Aclaró que, de acuerdo con directivos de la Profepa, el aseguramiento es precautorio, y una vez que el municipio subsane las observaciones derivadas de la segunda inspección, deberán regresar los felinos para concretar su reubicación al santuario estadunidense de especies salvajes.

María Antonieta Islas
Tulancingo

Noticias relacionadas

Back to top button