fbpx
HuastecaRegiones

Copriseh revisa que pescaderías tengan enfriador


para evitar intoxicaciones, personal de la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh) supervisa establecimientos que expenden productos del mar.

Debido al clima caluroso de Huejutla, la dependencia recomendó a los vendedores tener las condiciones de refrigeración y congelamiento adecuadas para que garanticen que el alimento se encuentra en condiciones óptimas para su consumo, donde el clima es caluroso.

Jorge Hernández Alonso, comerciante de este tipo de alimento, comentó que sus ingresos han decrecido por la pandemia y que, a pesar de que hubo mayor demanda durante la temporada de asueto, no fue la esperada.
Comentó que la gente se queja de que no tienen dinero y se les hace caro, pero ofertan productos de diferentes precios, mismos que dependen de la especie.

Indicó que el precio del alimento va desde los 80 (basa de nilo) hasta los 400 pesos (róbalo) por kilogramo; además, explicó que el camarón de laguna se expende en 220 pesos y el precocido para coctel, en 300.

En tanto, la Copriseh añadió que la venta a través de redes sociales se popularizó con la pandemia, por lo que exhortó a los compradores a verificar el estado de los productos que adquieren, una vez que los reciban.

“Es importante observar que el pescado tenga escamas brillantes, carne con consistencia, ojos firmes y transparentes y el olor debe ser fresco. En caso de percibir un olor desagradable, no adquirir el producto porque es probable que este en fase de descomposición”, explicó.

Otra recomendación que hace el área es consumir pescado y mariscos el mismo día de su compra y sin vísceras porque estas pueden contaminar el producto.

Baja demanda

  • Durante la temporada de asueto, los productos del mar tuvieron más demanda; sin embargo, no fue la esperada debido a que la gente sufre la crisis económica derivada del Covid-19, señaló un vendedor

Salomón Hernández
Huejutla

Noticias relacionadas

Back to top button