fbpx
RegionesTula

Denuncian boicot para no vender en zona arqueológica


El líder del Movimiento de Afectados de la Zona Arqueológica de Tula (Azat), Alejandro Barrientos Adolfo, acusó que el administrador de la antigua Tollan, Alejandro Gasca Cruz, invadió cerca de 300 metros de vía pública para no permitir la venta a los artífices que laboran en el centro cultural.

El dirigente señaló que colocar una cadena y piedras afuera de la puerta principal del complejo es algo que el encargado hizo en respuesta a la publicación en la que este medio informó que los artesanos ofrecían sus mercancías afuera del área, con el objetivo de obtener ingresos, pues se encuentra cerrado desde el 15 de marzo de 2020.

En su edición del 22 de enero, Criterio señaló que los manufactureros de la Capital Tolteca manifestaron que en 10 meses no han recibido apoyos por parte de autoridades estatales y federales.

Asimismo, publicó que entre 10 y 15 puestos de artesanías se colocaban afuera de la puerta de la zona arqueológica a esperar a los clientes que llegaban, a quienes podían vender entre 40 y 80 pesos diarios.

El representante dijo que, si sus agremiados ofertan en el acceso a la Ciudad de los Atlantes es porque “no quieren morir de hambre”.

Criterio intentó contactar al encargado para que diera su versión de los hechos; sin embargo, este no dio respuesta.

SUSPENDIDA

La zona arqueológica de Tula fue cerrada el 15 de marzo de 2020, debido a la pandemia de Covid-19

Son 150 artesanos originarios de la colonia 16 de Enero los que laboran en la antigua Tollan, aunque, de acuerdo con Alejandro Barrientos, al menos 500 familias dependen económicamente de la zona arqueológica

De acuerdo con la versión de los integrantes de la Azat, en más de 300 días el único apoyo gubernamental que han recibido son 26 despensas de la administración del exalcalde Gadoth Tapia Benítez

Miguel Ángel Martínez | Tula de Allende

 

Noticias relacionadas

Back to top button