fbpx
RegionesTula

Acusan anomalías en pavimentación


Habitantes de la calle Pípila, en la segunda sección de Barrio Alto, Tula, acusaron que la vía, reconstruida con pavimento hidráulico durante la administración del Concejo e inaugurada hace 12 semanas, presenta varias fisuras.

Uno de los residentes, quien solicitó permanecer anónimo por temor a represalias, aseveró que hubo varias irregularidades durante la ejecución de los trabajos, pues dijo que los vecinos detectaron que no se utilizaron losas de concreto de 20 centímetros, como indicaba el expediente de la obra, sino que la mayoría de ellas es de 15 o menos.

Agregó que, en su momento, aceptaron que la calle fuera rehabilitada porque la titular del Concejo, Verónica Monroy Elizalde, les dijo que no tendrían que esperar “otros 30 años para que nos tomaran en cuenta”.

Asimismo, indicó que los integrantes del organismo interino que supervisaron los trabajos fueron Alfonso Rodríguez Fuentes y Juan Calva Ramírez, así como el supervisor de la Dirección de Obras Públicas Hugo López, a quien exigió hacerse responsable de las deficiencias y las anomalías.

Además, acusó que hubo desvío de materiales, pues descubrieron que dos tolvas de cemento que se usaría en la calle Pípila fueron llevadas para una construcción en la calle Pichincha, en la colonia San José, lo que consideran que es una de las causas de que el concreto tenga un espesor menor al establecido.

Miguel Ángel Martínez I Tula de Allende

Noticias relacionadas

Back to top button