fbpx
GlobalNoticias

Van 120 muertos por atentado a mezquita en provincia afgana de Kunduz


El atentado suicida perpetrado este viernes contra una mezquita chií en la localidad de Jan Abad, en la provincia afgana de Kunduz, ha dejado ya al menos 120 muertos y 150 heridos, según la cadena afgana Ariana News.

El grupo yihadista Estado Islámico Provincia de Jorasán (ISKP) ha reclamado la autoría del ataque. El Consejo de Seguridad de la ONU ha reclamado en un comunicado que los autores sean llevados a la justicia.

“Los miembros del Consejo de Seguridad han remarcado la necesidad de responsabilizar a los perpetradores, organizadores, financiadores y promotores de estos censurables actos de terrorismo y llevarlos ante la justicia”, reza el escrito, distribuido el sábado.

Van 120 muertos por atentado a mezquita en provincia afgana de Kunduz
Van 120 muertos por atentado a mezquita en provincia afgana de Kunduz Foto:AFP

También el portavoz de los talibán y viceministro de Información afgano, Zabihulá Muyahid, ha prometido “encontrar y castigar a los perpetradores de este horrible crimen”, en declaraciones citadas por Ariana News.

El propio Muyahid negó el viernes que el grupo yihadista ISKP suponga “una amenaza” y ha resaltado que es más bien “un dolor de cabeza”. “Genera dolores de cabeza en algunos lugares pero es inmediatamente eliminado tras cada incidente”, ha valorado.

Van 120 muertos por atentado a mezquita en provincia afgana de Kunduz
Van 120 muertos por atentado a mezquita en provincia afgana de Kunduz Foto:AFP

Las autoridades talibán han anunciado durante las últimas semanas la muerte y el arresto de varios supuestos miembros del grupo yihadista, que considera a los talibán unos traidores a la ortodoxia de la ‘sharia’ o ley islámica y defienden una interpretación mucho más dura.

Agencia Reforma

Tambien te puede interesar: Murió A.Q. Khan, el padre de la bomba atómica de Pakistán

Abdul Qadeer Khan, el padre de la bomba atómica en Pakistán y héroe nacional para muchos, murió a los 85 años tras dar positivo por covid-19 y ser hospitalizado varias veces desde agosto.

El científico nuclear pakistaní, admirado por haber convertido al país en la primera potencia nuclear islámica pero acusado de haber difundido ilegalmente tecnología a Irán, Corea del Norte y Libia, falleció tras ser trasladado al hospital KRL en Islamabad por problemas pulmonares, según la televisión pública pakistaní PTV.

Noticias relacionadas

Back to top button