fbpx
HidalgoNoticiasRegionesTula

Tula se inundó: la crónica tras el desbordamiento de los ríos

Sus habitantes perdieron todo


El amanecer de este 7 de septiembre en Tula tuvo un intenso olor a aguas negras. Durante la madrugada de ayer, el río que cruza la demarcación se desbordó y anegó viviendas de nueve colonias; además, de forma indirecta, causó la muerte de 15 pacientes con Covid-19 que eran atendidos en el Hospital General de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Dichos decesos fueron atribuidos por el gobernador Omar Fayad Meneses al colapso del suministro eléctrico, que afectó la planta generadora del centro médico e impidió que se abasteciera oxígeno a las víctimas.

La inundación afectó a las colonias La Mora, 16 de Enero, Unidad Habitacional Pemex, Centro, San Marcos y El Carmen, entre otras.

Sus habitantes perdieron todo: autos, camionetas, muebles, electrodomésticos; negocios quedaron cubiertos por las aguas negras, cuyos escurrimientos reciben desde hace décadas de la zona metropolitana del Valle de México.

Personal del Ejército mexicano activó el plan de contingencias DN-III para evacuar a más de 30 mil damnificados en lanchas, algunas de las cuales terminaron volcadas por el vaivén de la corriente, incluida una en la que realizaban recorridos de supervisión de las afectaciones el gobernador Omar Fayad Meneses y el alcalde de Tula, Manuel Hernández Badillo, entre otros funcionarios.

Además, se llevaron a cabo rescates aéreos, por medio de helicópteros, de pobladores cuyas viviendas se encontraban en zonas de difícil acceso.

El personal del Ejército mexicano, Protección Civil y Cruz Roja, así como algunos voluntarios, no solo evacuaron a personas, sino a varias mascotas que quedaron atrapadas en el cauce.

En Tula y municipios vecinos se activaron nueve albergues para recibir a los afectados; niños, mujeres y ancianos pasaron la noche en colchonetas.

Durante el día, el servicio de algunas compañías de telefonía celular colapsó, por lo que los habitantes tuvieron dificultades para comunicarse con sus familiares y notificar que se encontraban bien. Algunos optaron por postear mensajes en redes sociales.

Los pacientes del hospital del IMSS fueron trasladados a Pachuca, incluyendo a recién nacidos, que fueron sacados en incubadoras por encima de la barda perimetral.

Tras la inundación, los habitantes de Tula esperarán a que baje el caudal del río para regresar a sus viviendas y tratar de rescatar un poco de lo que las aguas negras les han quitado, así como desinfectarlas para volverlas a habitar.

PRIORIDAD

El gobernador Omar Fayad Meneses informó que una vez que el nivel del agua descienda, la prioridad serán los trabajos de limpieza y desinfección

El mandatario alertó que fueron aguas negras, provenientes del Valle de México, las que anegaron la demarcación: “Nosotros mandamos agua limpia y a nosotros nos regresan el agua sucia”

El alcalde de Tula, Manuel Hernández Badillo, exhortó a la población a apoyar a los damnificados y precisó que no solo se necesitan agua y alimentos, sino que también requieren gel antibacterial y cubrebocas

Emmanuel Rincón I Tula de Allende

También te puede interesar Por inundación, 17 fallecidos y 31 mil afectados

Noticias relacionadas

Back to top button