fbpx
GlobalNoticias

Sofagate fue culpa de UE: dice Turquía


Turquía se defendió este jueves de las acusaciones en su contra por un fallo en el protocolo durante una visita a Ankara de la presidenta de la Comisión Europea, quien se quedó sin asiento y terminó en un sofá, una imagen que ha provocado una viva polémica.

Los servicios de protocolo situaron a la presidenta de la Comisión Europea en un sofá el martes en una reunión de presidentes de las instituciones de la Unión Europea con el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara. Sin embargo, al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se le atribuyó un sillón junto a Erdogan. El caso fue bautizado como “sofagate”.

El jueves por la noche, el primer ministro italiano, Mario Draghi, llegó a tildar a Erdogan de “dictador” y afirmó que le “molestó” la “humillación que tuvo que soportar la presidenta de la Comisión Europea”.

Unos comentarios que fueron calificados de “populistas, ofensivos e irracionales” por el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu, que convocó al embajador de Italia en Ankara.

Anteriormente, en una rueda de prensa, había considerado que “las acusaciones contra Turquía son injustas. Turquía es un Estado muy arraigado y  no es la primera vez que recibimos a dignatarios extranjeros”.

En Bruselas, el caso fue discutido inicialmente como un desaire a la única mujer presente en la reunión, pero la polémica rápidamente se convirtió en una discusión sobre el orden jerárquico entre Michel y Von der Leyen y sus aparentes disputas, así como la imagen de desunión que ambos ofrecieron.

AFP I Estambul

Noticias relacionadas

Back to top button