fbpx
HidalgoNoticias

Señalan deficiencias en varias barandillas de Hidalgo

Se encuentran en condiciones precarias y no son aptos para mantener a individuos en custodia


Los espacios habilitados como área de retención para personas que cometen faltas administrativas en varios municipios de Hidalgo se encuentran en condiciones precarias y no son aptos para mantener a individuos en custodia, por lo que las alcaldías deben invertir para mejorarlos.

Esto, de acuerdo con el Diagnóstico de Barandillas de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH). El documento detalla que en Eloxochitlán se habilitó un sótano para cumplir dicha función, el cual no recibe mantenimiento y carece de higiene.

Además, el organismo público autónomo reportó que en el espacio destinado para la custodia de infractores en Xochiatipan no hay sanitarios, pues solo tiene “un tubo a ras de piso para realizar las necesidades fisiológicas básicas, sin contar con ningún tipo de condición aceptable de servicios”.

Por otra parte, en Calnali, Lolotla y Tepehuacán de Guerrero, el área de retención femenil carece de planchas o camas para dormir y no recibe aseo ni mantenimiento.

En tanto, la CDHEH señaló que las barandillas de 64 alcaldías presentan “deficiencias notorias” en los espacios para dormir, sanitarios, servicios de agua potable y electricidad, acceso a lavamanos, ventilación e higiene, mientras que 19 no se encuentran en condiciones aceptables.

Asimismo, 64 áreas de retención carecen de señalética respecto a medidas básicas de protección civil, espacios exclusivos para hombres y mujeres, así como de una separación adecuada entre infractores e imputados.

Además, 60 no tienen consultorio médico ni fármacos o material de curación, por lo que las personas detenidas que presentan lesiones o problemas de salud deben ser atendidas por doctores particulares o de la Cruz Roja.

 

Adela Garmez I Pachuca

 

También te puede interesar: Enfermedades incrementan durante meses de pandemia

En Hidalgo, los casos de diabetes, hipertensión y obesidad incrementaron desde el inicio de la pandemia de Covid-19; es decir, de la semana epidemiológica 13, del 22 al 28 de marzo, a la 51, del 13 al 19 de diciembre.

Al corte de la primera, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico Nacional, 3 mil 691 personas habían sido diagnosticadas con obesidad, mientras que sumaban 10 mil 275 para la segunda.

Asimismo, hasta el 28 de marzo pasado había registro de 2 mil 235 individuos con hipertensión arterial, cifra que ascendió a 6 mil 879 al 19 de diciembre, según el documento elaborado por la Secretaría de Salud federal (Ssa).

En tanto, el número de personas diagnosticadas con diabetes hasta la semana 13 era mil 981; sin embargo, para la 51 sumaban 6 mil 489.

Noticias relacionadas

Back to top button