fbpx
MéxicoNoticias

Recibe PAN a líder de ultraderecha española


Senadores del PAN se reunieron con el presidente del partido español Vox, Santiago Abascal, para suscribir la Carta Madrid, un documento que califica al comunismo como un peligro para el desarrollo y la prosperidad de las naciones.

El coordinador parlamentario Julen Rementería, indicó que el documento es una alianza entre México y España para la defensa de la libertad, de la democracia y de la propiedad privada.

Es también, agregó, un importante menaje para el Presidente y “sus radicales” de que en México el comunismo no podrá avanzar.

“México nunca va a ser comunista (…) Como bien dice el texto, es apoyada por diferentes líderes políticos y sociales con visiones e ideas distintas e incluso divergentes, pero que compartimos la defensa de la democracia liberal, el Estado de Derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada”, advirtió al encabezar el acto en el que los senadores panistas signaron el documento.

La carta señala que más de 700 millones de personas forman parte de la Iberosfera, una comunidad de naciones libres y soberanas que comparten una arraigada herencia cultural y cuentan con un potencial económico y geopolítico para abordar el futuro.

No obstante, advierte que una parte de su región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países.

“Todos ellos bajo el paraguas del régimen cubano e iniciativas como el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica”, señala.

De acuerdo con el documento, la amenaza no solo se circunscribe a los países con gobiernos totalitarios, ya que el “proyecto ideológico y criminal que está subyugando las libertades y los derechos de las naciones” tiene como objetivo también introducirse en otros países y desestabilizar a las democracias liberales y el Estado
de Derecho.

Por ello, afirma que el avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y del desarrollo de las naciones, para las libertades y para los derechos.

La carta es impulsada por la Fundación Disenso que lidera Abascal. Ha sido signada por personalidades como el opositor venezolano Alberto Franceschi, el expresidente del sindicado Confederación de Trabajadores de Venezuela, Carlos Ortega Carvajal y la secretaria del Partido Suma, de Ecuador, Cristina López.

Asimismo, por el diplomático venezolano Diego Arria, la defensora de derechos humanos cubana Zoé Valdés y el ministro en el gobierno socialdemócrata de Carlos Andrés Pérez, el venezolano Humberto Calderón.

Jorge Cano
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button