fbpx
NoticiasNúmeros

¿Qué factores influenciarán el desempeño de la bolsa de valores en 2021?


Durante la mayor parte de lo que fue el año 2020 dos narrativas dominaron el comportamiento del mercado financiero global: la pandemia y la respuesta de los bancos centrales.

Por un lado, la pandemia tuvo un efecto inmediato y severo en la actividad económica de todos los países del mundo, causando un desplome significativo en las valoraciones de las empresas cotizadas en bolsa y en su desempeño durante lo que fueron los primeros cuatro meses del año.

Por otro lado, la respuesta contundente de los bancos centrales, en especial de la Reserva Federal americana, para lidiar con esta volatilidad en los mercados dominó la mayor parte de la narrativa desde mediados del segundo trimestre y durante todo el tercero dado que las inyecciones de liquidez provistas por estas instituciones estabilizaron en primera instancia el mercado y proveyeron una fuerte base para su rebote.

Finalmente, las noticias positivas en el frente de las vacunas, iniciando con los resultados alentadores del tratamiento de la empresa farmacéutica americana Pfizer, tuvieron una incidencia enorme en el desempeño de las bolsas durante el último trimestre.

Dado el enfoque mayoritario del mercado en como se verán los resultados futuros y no en el pasado, cabe preguntarse que factores o variables estarán dominando la narrativa general durante los próximos meses y, de cara a ello, el presente artículo establece algunas hipótesis sobre cuales podrían ser estas variables.

 

Variable #1 – El auge del trading entre inversionistas individuales

Las medidas de confinamiento impuestas por los gobiernos a raíz de la pandemia han dado paso a un fuerte auge en el número de personas que se han dispuesto a invertir en el mercado de valores, con algunas tendencias como el copy trading y las ‘acciones meme’ encontrándose entre los fenómenos más interesantes derivados de este creciente interés.

De acuerdo a un reporte de la empresa Citadel Securities, para mediados de 2020 los inversionistas individuales tenían una participación de alrededor de 20% en el mercado de valores – casi el doble de la misma cifra en 2019.

De cara al futuro, la participación de estos inversionistas en el mercado puede determinar la dirección de algunos valores individuales. En este sentido, los expertos esperan un retroceso en esta cifra que puede traer un impacto significativo en las acciones favoritas de este segmento del mercado como es el caso de las empresas tecnológicas.

 

Variable #2 – Inflación y tasas de interés

Esta variable parece ser una de las que mayor influencia puede tener en el futuro del mercado de valores dado que los bancos centrales podrían poner en reversa sus políticas expansivas en un escenario en el que la inflación comience a dispararse de forma importante.

Por el momento, la tasa de referencia de los bonos del tesoro americano a 10 años se ha mantenido al alza en lo que va de año mientras que la inflación anualizada ha sobrepasado temporalmente el objetivo de la Reserva Federal de 2%.

Si la inflación llegase a niveles muy por encima de este 2%, es muy posible que las valoraciones del mercado sufran a raíz de lo que podría ser un cambio en las políticas de los bancos centrales que favorezca un incremento en las tasas.

 

Variable #3 – Tensiones geopolíticas

La pandemia ha traído consigo tensiones entre diversos países, con especial énfasis en las relaciones entre China y Rusia y sus contrapartes occidentales.

Aún cuando las hostilidades parecen estar en un punto neutro en este momento, queda aún por verse como reaccionarán las más grandes economías globales a los hallazgos de posibles investigaciones que busquen dar con el origen del virus.

 

Variable #4 – Efecto “base”

Muchas empresas están reportando resultados muy favorables durante este trimestre debido al “efecto base”. Este fenómeno ocurre cuando una serie de resultados futuros se comparan con un denominador bastante deprimido – como es el caso de las ganancias corporativas durante el primer trimestre del 2020.

Ahora que entramos en el segundo trimestre, algunas empresas como las de tecnología y salud se enfrentan a un efecto base negativo dado que sus resultados en el 2021 serán comparados con una base históricamente elevada dado que sus operaciones tuvieron un muy buen desempeño en el segundo, tercer, y cuarto trimestre de 2020.

Lo contrario ocurre con las empresas más afectadas por el virus, como las del sector turismo y energía, las cuales arrojarán muy buenos resultados durante los próximos trimestres debido a una base comparativa bastante deprimida.

 

Para cerrar

Si bien parece que los mayores riesgos que el mercado afrontaba para avanzar han quedado atrás, el futuro determinará la dirección de las valoraciones en lo sucesivo ya que los inversionistas pondrán su mirada en cómo se verá el mundo en los próximos trimestres una vez la pandemia sea cosa del pasado.

Noticias relacionadas

Back to top button