fbpx
GlobalNoticias

Presionan a Trump para que deje poder


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionado a renunciar o enfrentar un juicio político tras la toma del Capitolio por sus partidarios, fue “permanentemente” suspendido ayer de Twitter, que lo consideró demasiado peligroso para usar la plataforma.

En el fin de su tumultuoso mandato, el presidente republicano es acusado de haber socavado la integridad democrática al incitar a una “insurrección” para revertir su derrota electoral, y crecen los pedidos para que deje anticipadamente el poder, que deberá entregar el 20 de enero al demócrata Joe Biden.

“Después de una cuidadosa consideración de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto actual, la hemos suspendido permanentemente debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, dijo la red social en un comunicado.

Twitter, el megáfono favorito de Trump, con 88.7 millones de seguidores, ya lo había bloqueado el miércoles durante 12 horas por la asonada en el Capitolio, que dejó cinco muertos, y lo había amenazado con una suspensión permanente si continuaba incumpliendo las reglas de uso.

“Twitter ha ido cada vez más lejos en restringir la libertad de expresión, y esta noche, los empleados de Twitter se han coordinado con los demócratas y la Izquierda Radical para suspender mi cuenta de su plataforma, para silenciarme, a mí y a ustedes los 75.000.000 grandes patriotas que votaron por mí”, reaccionó Trump, en una serie de tuits en la cuenta oficial del presidente de Esta-dos Unidos, @POTUS.

Los tuits no eran visibles casi inmediatamente después de ser publicados, pero la Casa Blanca también transmitió el mensaje en un comunicado.

La red social informó ayer que bloqueó los intentos de Trump para eludir la prohibición al tuitear desde las cuentas @POTUS y la de su equipo de campaña, @TeamTrump. Esta última fue suspendida.

El último tuit en la cuenta de Trump, que desde hace dos meses denuncia sin pruebas que le robaron la reelección, fue muy breve. “A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de juramento el 20 de enero”, escribió.

Desde 1869, cuando Andrew Johnson decidió no asistir a la toma de posesión de Ulysses Grant, a quien detestaba, un presidente estadunidense saliente no se ha perdido la juramentación del líder entran-te, una ceremonia que simboliza la transferencia pacífica del poder.

“Es algo bueno que no vaya”, respondió Biden en una rueda de prensa desde su bastión de Wilmington, al tiempo que enfatizó que el vicepresidente Mike Pence sería bienvenido.

“Mi principal objetivo es unir al país”, dijo el presidente electo, evitando entrar en el debate sobre la salida anticipada de Trump.

“La forma más rápida de que esto suceda es que prestemos juramento el 20”, subrayó, dejando al Congreso la eventual decisión de iniciar un proceso de juicio político.

 

Ausente en la investidura

Trump, que desde hace dos meses denuncia sin pruebas que le robaron la reelección, anunció en un lacónico tuit que no asistirá a la ceremonia de investidura de Biden.

Desde 1869, cuando Andrew Johnson decidió no asistir a la toma de posesión de Ulysses Grant, a quien detestaba, un presidente estadunidense saliente no se ha perdido la toma de posesión del líder entrante, una ceremonia que simboliza la transferencia pacífica del poder.

Trump reconoció finalmente el jueves que su periodo está finalizando, luego de que el Congreso certificara en la madrugada, horas después de los disturbios, la victoria de Biden en las elecciones del 3 de noviembre. Y, aunque no admitió explícitamente el triunfo de su rival, se comprometió a asegurar una transición “tranquila, ordenada y sin problemas”.

 

AFP | Washington

 

Noticias relacionadas

Back to top button