fbpx
GlobalNoticias

Presentan cargos vs un joven de 17 años


El fiscal de distrito del condado de Kenosha, Michael Graveley, anunció que se presentarán seis cargos, entre ellos, el de asesinato en primer grado contra Kyle Rittenhouse, el menor de 17 años que mató a dos personas e hirió a una tercera en los disturbios que se produjeron durante las protestas en el estado de Wisconsin, por el caso de violencia policial contra el ciudadano afroamericano Jacob Blake.

El cargo más grave que se presentó contra él es el de homicidio intencional en primer grado con el uso de un arma peligrosa. En caso de ser hallado culpable, podría enfrentarse a una condena de cadena perpetua, según la ley de Wisconsin.

El joven de Illinois fue arrestado en su vivienda de Antioch, a media hora de donde se produjeron las protestas, un día después del tiroteo.

Aunque las circunstancias de lo ocurrido no están claras, según los agentes, los disparos habrían tenido lugar en Kenosha durante la tercera noche de disturbios por el caso de Jacob Blake, cuando el joven habría dejado dos muertos y un herido de gravedad tras abrir fuego contra manifestantes.

La Policía de Kenosha informó previamente que hacia las 23:45 horas del martes tuvo que responder ante las informaciones de “disparos y múltiples víctimas de bala” durante los disturbios. Según los primeros indicios, estos disparos habrían sido realizados por “civiles armados” contra manifestantes.

 

ESTADO DE EMERGENCIA

Los hechos se produjeron horas después de que el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, declarara estado de emergencia después de que varios comercios de Kenosha sufrieran saqueos, en el marco de los disturbios de los últimos días. Además, procedió al despliegue de 250 agentes de la Guardia Nacional.

Las protestas comenzaron después de que el domingo circulara en las redes sociales el vídeo en el que se ve cómo Jacob Blake, de 29 años, recibe siete disparos a corta distancia por parte de un agente de policía. El suceso se habría producido cuando Blake trataba de separar a dos mujeres que estaban peleándose.

Por el momento, dos agentes de policía han sido suspendidos de empleo y sueldo, si bien la Fiscalía prevé presentar un informe sobre el caso en un periodo máximo de 30 días.

Los disparos contra Blake, de 29 años, que se encontraba frente a sus tres hijos cuando se produjo el incidente, han provocado una nueva ola de manifestaciones en ciudades de todo el país. El caso se produce en un momento en que aún no habían remitido las protestas por el asesinato de George Floyd, a manos de la Policía, el pasado 25 de mayo.

 

 

Cortesía Europa Press I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button