fbpx
GlobalNoticias

Pone Trump en peligro a activistas y ONG: AI


La ONG Amnistía Internacional (AI) ha alertado este jueves de que la autorización dada por el presidente, Donald Trump, para que se impongan sanciones económicas contra los miembros del Tribunal Penal Internacional (TPI) que estén implicados en investigaciones contra el país norteamericano “pone en peligro” a activistas y trabajadores de organizaciones no gubernamentales.
Tal y como ha explicado en un comunicado el director de AI para Estados Unidos, Daniel Balson, los “ataques” de Trump contra el TPI podrían acabar afectando a “aquellos que trabajan a favor de la justicia internacional” dado el “vago lenguaje” utilizado en la orden ejecutiva emitida.

“La Administración Trump es bien conocida por socavar y asaltar instituciones multilaterales en vez de unirse a ellas y apoyarlas para mejorar su funcionamiento”, ha lamentado Balson, que ha sostenido que el anuncio supone un renovado “asalto contra instituciones clave que ayudan a hacer justicia a aquellos que han visto violados sus derechos”.

Así, ha destacado que el TPI ha investigado a “individuos responsables de los crímenes más terribles, desde Birmania, pasando por República Centroafricana,  hasta Darfur”.

“El TPI es una corte de último recurso y existe para hacer justicia en situaciones en que los estados no están dispuestos a hacerlo, o no son capaces”, ha subrayado.Balson ha defendido en este sentido que el TPI es una “corte para el pueblo. Que la Administración Trump esté tan entregada a tener este tribunal como objetivo dice muy poco acerca de su falta de compromiso con la justicia para los individuos, las familias y las comunidades”, ha remachado.

La Casa Blanca, por su parte, ha recordado en un comunicado que Estados Unidos no es firmante del Estatuto de Roma y que, por tanto, considera cualquier acción por parte de la Corte Internacional como un “ataque”, como ya han dejado claro en estos últimos meses sus principales líderes.

Ha insistido, además, en acusar al TPI de adoptar “investigaciones por motivos políticos”, si bien no ha aludido directamente a la decisión de la corte de autorizar una investigación formal por los presuntos crímenes de guerra cometidos en Afganistán, también por parte de las tropas de Estados Unidos.

“El TPI se creó para que rindiesen cuentas criminales de guerra, pero en la práctica ha supuesto una burocracia internacional ineficaz que ataca y amenaza al personal de Estados Unidos, así como al de nuestros socios y aliados”, ha esgrimido la oficina de Trump.

Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button