fbpx
NoticiasNúmeros

Pondrá Gobierno menos al nuevo aeropuerto


El Gobierno federal considera reducir aún más el monto de los recursos públicos que inicialmente había comprometido para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), considerada la obra más importante del sexenio.

El programa financiero original planteaba que 55 por ciento del costo total del proyecto aeroportuario, calculado en alrededor de 264 mil millones de pesos, proviniera de los recursos públicos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Sin embargo, tras una modificación, ese porcentaje bajó a 36 por ciento y este año se planteó un cambio más que implicaría que solamente el Gobierno aporte 24 por ciento de los recursos, según consta en el acta de la junta del Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), a cargo del proyecto, realizada en febrero pasado y divulgada en este mes.

Eso sería posible con el aprovechamiento de la Fibra E, con la que en marzo pasado se obtuvieron 30 mil millones de pesos, pues su potencial permite levantar aproximadamente 30 mil millones de pesos adicionales, expuso en esa reunión Federico Patiño, director general del Grupo, empresa de participación estatal.

Explicó que a esa estimación se suman 6 mil millones de dólares, equivalentes a alrededor de 120 mil millones de pesos, que fueron obtenidos a través de emisiones de bonos, que tienen como garantía la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) del actual aeropuerto y el futuro aeródromo, así como mil millones de dólares más correspondientes a una línea de crédito con Banobras.

Si se considera que esos recursos, incluidos 30 mil millones de pesos que todavía deben captar con la Fibra E, cubren alrededor del 84 por ciento del monto total requerido para el financiamiento del NAIM, solamente quedaría un 16 por ciento pendiente que se conseguiría de los recursos del PEF, destacó.

El directivo recordó que 9 por ciento del costo total de la obra ya ha sido cubierto con recursos aprobados en el PEF, que aunado al faltante daría un total de 24 por ciento del costo total del proyecto procedente de recursos públicos.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México fue objeto de críticas del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador a lo largo de su campaña, quien ha señalado que la obra no debe construirse con recursos públicos y que por ello concesionará la obra a un privado.

Sin embargo, en la junta del Consejo de Administración del GACM, Federico Patiño resaltó que es importante que se mantenga inversión pública, pues los inversionistas privados involucrados en el financiamiento del proyecto han solicitado que el accionista, el Gobierno federal, también aporte recursos.

 

Azucena Vásquez
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button