fbpx
LaRedNúmeros

¿Qué es el servicio de factoraje y cuáles son sus ventajas para las PYMES?


Con frecuencia algunas empresas no cuentan con los recursos financieros necesarios para hacerle frente a sus necesidades diarias de operación.

Puntualmente, aquellas compañías que además se dedican al comercio exterior, se enfrentan a otro tipo de dificultades como: responder a pedidos con gran volumen de mercadería, entregar a tiempo los bienes solicitados y asumir el riesgo de que la deuda no sea pagada, teniendo que otorgarle un crédito a su cliente de otro país con otras leyes respaldatorias.

Para estas situaciones, existen diversos apoyos financieros de exportación. El factoraje es uno de ellos y es una buena alternativa que ayuda a evitar los incumplimientos de pago de facturas que pueden generar grandes consecuencias en la sostenibilidad de las compañías.

Existen diversas empresas de factoraje que se dedican a brindar este tipo de soporte financiero.

Una de ellas es mundi.io, una entidad Mexicana de factoraje internacional para exportadores que brinda asistencia de una forma muy simple y rápida. Su objetivo es ofrecer a las compañías la posibilidad de enfocarse en producir,  vender y ampliar su cartera de clientes.

 

¿Qué es el factoraje?

Las empresas que exportan sus bienes, generalmente emiten facturas por cobrar a 30, 60 o 90 días después del envío de la mercadería. Lo hacen, incluso, asumiendo el riesgo económico que implica para ellos. Para estos casos, existen instituciones financieras que ofrecen un anticipo del pago de estas facturas a la empresa exportadora.

Dicho de otra forma, el factoraje financiero es una herramienta que se utiliza en distintos países del mundo para obtener liquidez de fondos de manera inmediata. La empresa exportadora vende sus facturas por cobrar a una entidad financiera para recibir efectivo al instante y continuar con sus operaciones.

De esta manera, con la intervención de la entidad financiera podemos decir que son tres las partes implicadas en el contrato de este tipo de operaciones: el vendedor, la empresa de factoraje y el comprador.

 

Tipos de factoraje

En términos generales podríamos mencionar cuatro tipos de factoraje:

·         Factoraje sin recurso

El factoraje sin recurso es aquel servicio en el que la institución financiera absorbe las cuentas por cobrar y toma el riesgo de impago por parte del cliente o comprador.

Con este método, la empresa exportadora no tiene la necesidad de hacerse responsable del pago, en caso de que exista algún incumplimiento por parte de su cliente.

Así mismo, el ente financiero, absorbe al 100% el valor total de la factura.

El beneficio más notorio de este tipo de factoraje para las compañías exportadoras es que les permite vender mayores volúmenes de mercadería a una mayor cantidad de clientes, sin tener que endeudarse y evitando recibir el pago de sus productos a largo plazo.

En conclusión, el factoraje sin recurso funciona como una especie de seguro contra riesgo por incumplimiento.

·         Factoraje con recurso

Es el tipo de factoraje más utilizado en México. En este caso, es el vendedor quien gestiona la factura por cobrar y quien asume el riesgo de impago en caso de que el importador no cumpla con su parte del contrato.

Si el importador efectivamente se niega a liquidar la factura, es el vendedor quien se hará cargo de absorber el valor total de la deuda y abonársela a la institución financiera (también denominado factor).

Por lo tanto, aquí, el factor solo se responsabiliza de gestionar el cobro a quien corresponda y de adelantar el anticipo de forma inmediata.

A su vez, el factoraje puede clasificarse según a quien le brinde soporte:

·         A clientes

Es decir,  que la empresa exportadora entrega las facturas por cobrar al ente financiero y este último le brinda al contado el monto de la deuda de su cliente.

·         A Proveedores

Es decir, que la empresa que compra los productos importados, paga de forma adelantada a su proveedor a través de una empresa de factoraje.

 

Beneficios del Factoraje para las PYMES

Como mencionamos anteriormente, el factoraje puede resultar una buena herramienta para brindar apoyo financiero a las empresas. Dentro de los beneficios que ofrece podemos mencionar:

·         Accesibilidad

Se trata de métodos de financiamiento de fácil resolución. El objetivo de este tipo de entidades es facilitar el trabajo contable a la empresa exportadora por lo que el procedimiento para acceder a la liquidez suele ser muy fácil de realizar. En situaciones, incluso, sin la necesidad de efectuar la operación de forma presencial.

·         Flexibilidad

El dinero recibido por la empresa de factoraje puede ser utilizado por lo que la compañía exportadora crea más pertinente, es decir, para producir, pagar sueldos, cubrir otro tipo de gastos operativos, etc.

·         Crecimiento

La posibilidad de producir más para aumentar los volúmenes de venta es posible si el vendedor se siente en un ambiente seguro que garantice la continuidad y rentabilidad de su negocio. Con la ayuda de este servicio de financiación, la empresa exportadora evita contraer deuda y obtiene de forma inmediata el efectivo necesario para continuar con sus operaciones.

·         Reducción del riesgo

Conociendo la opción de factoraje sin recurso, entendemos que la cobertura que obtiene la empresa exportadora sobre los bienes vendidos es del 100%. A su vez, esta empresa posee una liquidez mayor que le permitirá enfrentarse con soltura a otro tipo de Pagos con los que debe cumplir, por ejemplo: proveedores, materia prima, mano de obra, entre otros.

·         Optimización de recursos

El ente financiero,  al momento de aceptar el contrato, se responsabiliza de la labor administrativa del cobro de la factura. A la empresa exportadora, esto le simboliza un ahorro de tiempo, costo y esfuerzo que puede ser destinado a otra actividad orientada a generar más ingresos para la empresa.

Además, se simplifica la labor contable dado que ya no será necesario tener trato con varios clientes sino que será solo uno: el ente financiero.

·         Disminución de costos

La empresa exportadora se financia por un importe específico  y recibe al contado y de forma inmediata el monto facturado. De esta manera la compañía no genera deudas innecesarias ni se ve obligada a detener otras operaciones por falta de recurso financiero.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Back to top button