fbpx
MéxicoNoticias

Hombre pierde ojo en la cárcel; vinculan a doctor por tratamiento

El 15 de abril de 2015, un interno del Centro de Reinserción Social acudió al área médica porque tenía su ojo derecho hinchado, irritado, con comezón y lagrimeo... meses después le extirparon el ojo


Un doctor que trabajaba en el Centro de Reinserción Social en 2015, fue vinculado a proceso por responsabilidad médica y lesiones, luego de que no atendió correctamente a un hombre que estaba en prisión y, en consecuencia, perdió un ojo.

La Fiscalía de Jalisco informó que Jonathan F. deberá ir a firmar durante seis meses y enfrenta otras medidas cautelares, pero lleva su proceso en libertad.

El 15 de abril de 2015, un interno del Centro de Reinserción Social acudió al área médica porque tenía su ojo derecho hinchado, irritado, con comezón y lagrimeo.

“El hombre fue atendido por el vinculado, quien es médico cirujano y partero, prestador de servicios en dicho lugar, el cual presuntamente le recetó la toma de medicamentos”, informó la Fiscalía.

Pero el paciente no se sintió mejor y regresó el 14 de mayo, el 29 de julio, el 9 de septiembre y el 24 de noviembre de ese año.

“Durante esas consultas el profesionista, presuntamente, le recetó un medicamento tipo corticoide por periodos de 10 a 15 días, y al parecer no levantó algún registro médico o expediente clínico, además de que tampoco estableció algún diagnóstico, ni solicitó traslado o interconsulta con un especialista en oftalmología”, determinó la Fiscalía.

Finalmente, el paciente fue revisado por otros especialistas y fue enviado de urgencia al Hospital Civil.

Se le diagnosticó úlcera corneal y en julio de 2016 le tuvieron que extirpar el ojo.

La Fiscalía recibió una denuncia y se inició una carpeta de investigación, por eso el caso fue judicializado.

Tania Casillas I Agencia Reforma

 

Te puede interesar: Dan a conocer detalles sobre el percance de Shocker en la cárcel

Tras darse a conocer que el luchador Shocker fue detenido en Chiapas por supuestamente “alterar el orden”, además de intentarse quitar la vida en la celda en la que estaba recluido, el empresario José Manuel Coutiño, quien contrató al gladiador, ofreció detalles respecto a lo que ocurrió en aquella ocasión.

De acuerdo con su testimonio, dijo que se había hecho de los servicios del Mil por Ciento Guapo y que lo citó para atender una conferencia de prensa; poco después, mencionó que le avisó que iría a comer, pero que ya después no supo de su paradero hasta cuando se enteró por mensaje de texto de lo que había ocurrido.

Noticias relacionadas

Back to top button