fbpx
MéxicoNoticias

Acusan desorden en varias aduanas


El programa Aviso de Cruce se echó a andar con un sistema que no estaba listo, lo que evidenció una mala planeación por parte de las autoridades, advirtió una fuente cercana a la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

“Nos quedamos con muchos huecos de información porque todo está sujeto a calendarios que no sabemos cuándo pasarán, así como al desarrollo del programa que no sabemos cuándo acabará”, declaró la fuente que pidió el anonimato a la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM).

La semana pasada, Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), solicitó a la agencia suspender la operación del programa Aviso de Cruce, que habría entrado en operaciones el primero de agosto, pues pone en riesgo la capacidad de detección de conductas ilegales y posibilita llevar a cabo operaciones ficticias.

“Cuando el SAT envía esta carta a la ANAM para que lo detengan, porque dejaron destapada algunas cosas, entiendo que nos volvimos a ir para atrás porque la autoridad fiscal necesita información que esté a la vista, como es nombre del importador, exportador y valores”, expresó la fuente que es cercana al sector Transporte.

Sin embargo, mencionó, aunque la ANAM explicó que el Aviso de Cruce iniciaría operaciones desde el primero de agosto de manera escalonada en las aduanas, hasta ahora los transportistas no han recibido información.

La fuente aseguró que, a raíz de los retrasos, se prevé que este programa sea opcional hasta el 19 de septiembre.

El Aviso de Cruce contiene toda la información del tractocamión, incluido número de placas y empresa a la que pertenece, así como de la carga y las descripciones en términos arancelarios.

Este sustituirá el Documento de Operación para Despacho Aduanero (DODA) y será operado con tags, una herramienta digital que permite analizar información en tiempo real.

No obstante, los tags no pueden usarse por el retraso en el desarrollo del sistema, señaló el representante del sector.

Expresó que su empresa adquirió 118 tags, a un costo de 300 a 500 pesos cada uno, pero su proveedor no los ha entregado porque no se pueden utilizar.

Azucena Vásquez | Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button