Tras cuatro meses en silencio, Moviparq da la cara

Tras cuatro meses en silencio, Moviparq da la cara

Foto: Oscar Sánchez-

Después de cuatro meses de estar en silencio por el proceso legal que la presidencia municipal de Pachuca abrió en su contra por presuntas irregularidades detectadas en el funcionamiento de la empresa Moviparq, la concesionaria de los parquímetros emitió una carta abierta en la que asevera que “la actual administración ha acosado” a la compañía.

En ese sentido, aseguró que presentaron dos juicios de nulidad administrativa ante el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Hidalgo en contra de los actos ejecutados por el municipio, por lo que han sido emplazadas las autoridades de la alcaldía demandadas; no obstante, el gobierno local aclaró que dichos procesos no entorpecían la acción legal contra la empresa.

Asimismo, el escrito advierte que Pachuca tenía conocimiento de la tramitación de tales acciones legales, “incluso antes de concluir con sus ilegales acciones… Cualquier acción extra emprendida unilateralmente por el municipio, seguirá abonando a este abuso del que estamos siendo objeto”.

Además, puntualizó que no tiene ningún adeudo con el ayuntamiento “y mucho menos por concepto de multas”, ya que la Tesorería municipal es quien cobra, concilia y ejecuta esos recursos en términos del contrato y quien debe entregar la parte que le corresponde a la compañía.

“De ahí que resulte imposible que Moviparq haya retenido indebidamente cantidad alguna conforme al contrato, pues la hacienda municipal es la encargada del cobro”, expresa el documento.

El 13 de febrero, el ayuntamiento de Pachuca, a través de la Dirección de Reglamentos y Espectáculos, clausuró las oficinas de la empresa concesionaria de parquímetros por un adeudo de más de 4 millones de pesos por concepto de multas.

Además, fue señalado que desde hace tres años operaba con una licencia de funcionamiento vencida, no entregó las licencias de uso de suelo, de construcción de las planchas de los parquímetros y de modificación a banquetas, así como de la instalación de los aparatos de cobro.

Después de diversos emplazamientos para conciliar sobre el tema, ningún representante de Moviparq se presentó y el ayuntamiento determinó embargar a la empresa para recuperar los 4 millones y los 126 millones de pesos por la cancelación del contrato.

Adela Gármez

Te puede interesar Comuni Park dejó inutilizables 84 parquímetros, en Pachuca

Como parte de las acciones legales que mantiene la alcaldía de Pachuca con la concesionaria de los parquímetros, Comuni Park SA de CV, se procedió a la revisión de 84 máquinas de cobro y se detectó que les fueron retiradas las tarjetas que permitían su funcionamiento, informó Sergio Baños Rubio, presidente municipal.

En ese sentido, señaló que la empresa está “incurriendo en un delito” al cometer dicho acto, toda vez que, de acuerdo con el proceso jurídico, el ayuntamiento puede embargar a la compañía para cobrarse la sanción de 216 millones de pesos por rescindir el contrato y 4 millones por el cobro indebido de multas con los bienes de Moviparq, por lo que estos deberían estar “intocados”.