fbpx
GlobalNoticias

La crisis de Ucrania divide a republicanos


Las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania sacaron a luz una nueva división en el seno del Partido Republicano: por un lado belicistas y prodemocráticos y por otro aislacionistas que se preguntan por qué Estados Unidos debería intervenir.

En las últimas semanas, los líderes republicanos han desfilado por los platós de televisión y los encuentros con la prensa con un mismo mensaje: el presidente Joe Biden es demasiado laxo ante las demostraciones de fuerza de Moscú, que concentró unos 100 mil soldados en la frontera con Ucrania.

Si el presidente ruso, Vladimir Putin, invade el país hay que sancionarlo o prohibir la puesta en funcionamiento del controvertido gasoducto Nord Stream 2, afirmaron numerosos senadores republicanos al presentar al Congreso una serie de textos en este sentido.

Pero se empezaron a escuchar voces disonantes dentro del Partido Republicano que acusan al gobierno de Biden de preocuparse más por la crisis ucraniana que por el aumento de la migración en la frontera
sur de Estados Unidos.

“Ucrania se encuentra a más de 8 mil kilómetros de distancia. Los delitos violentos y las drogas peligrosas se hallan, por el contrario, en el jardín de mis votantes”, dijo el congresista Paul Gosar, de Arizona, uno de los estados fronterizos con México.

Algunos candidatos a las elecciones de medio mandato previstas en el otoño boreal coinciden con él: “Esta historia de Ucrania se está volviendo más demente cada hora” que pasa, opinó el miércoles JD Vance, candidato a senador por Ohio.

“Odian a Estados Unidos ¿a menos que quieran enviar a nuestros mejores hombres a morir en una guerra que no tiene nada que ver con este país?”, maldijo.

Esta división dentro del partido conservador se refleja claramente en su base: en una encuesta de Yahoo News/YouGov publicada esta semana, el 40 por ciento de los republicanos declaran que Estados Unidos no tiene el deber de proteger a Ucrania, contra el 36 por ciento que opina lo contrario.

Las discrepancias en el partido radican en la impopularidad de las interminables guerras que Estados Unidos ha librado, desde Irak hasta la caótica retirada de Afganistán, según expertos.

“De hecho, hay una división dentro del Partido Republicano y ahora un grupo significativo de estos votantes son antiintervencionistas y potencialmente prorrusos”, afirma a la AFP Carly Cooperman, especialista en política estadunidense.

Según ella, este sentimiento prorruso echó raíces bajo la presidencia de Donald Trump, quien definió a su homólogo Putin como un líder “muy respetado”.

Y se palpa en el programa del presentador estrella de la cadena Fox News Tucker Carlson, una de las voces más influyentes en los medios de comunicación conservadores de Estados Unidos.

“Trump influyó mucho en la formación de esos sentimientos porque en general se mostró más agradable con Rusia, al igual que Tucker Carlson, quien se desvivió por defender la postura prorrusa en su programa”, enfatiza Carly Cooperman.

AFP I Washington

Noticias relacionadas

Back to top button