fbpx
MéxicoNoticias

Irrumpe un colado durante mañanera


Tras evadir todos los filtros y protocolos de seguridad, un joven identificado como José Luis irrumpió, ayer a las 7:13 horas, en la conferencia mañanera del presidente López Obrador.

Cuando el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, daba su informe sobre el precio de los combustibles, el joven salió de la parte trasera de la pantalla instalada en el Salón Tesorería y caminó hacia el mandatario.

De acuerdo con fuentes consultadas, previo a hacer su aparición, el joven se encontraba debajo de una tarima ubicada atrás de la pantalla.

La zona detrás de la mampara está destinada a funcionarios, personal de la Ayudantía y miembros del staff que transmite las mañaneras.

En el lugar está instalada una “isla”, desde donde operan los técnicos de luz y sonido, además de 10 sillas para los asistentes de los invitados del presidente. Todos están a la vista.

José Luis se plantó frente al presidente, se llevó las manos a los bolsillos y se acomodó el cubrebocas.

López Obrador lo tomó del antebrazo derecho y comenzó a dialogar con él.

El individuo de 31 años, según se informó después, acercó la cabeza al oído derecho del presidente para susurrarle algo, momento que aprovechó el tabasqueño para tomarlo del otro antebrazo.
Once segundos después, un miembro del staff se acercó para intervenir, pero López Obrador le hizo un ademán para que se alejara.

En medio de la confusión, José Luis llevó su palma derecha al costado izquierdo de López Obrador, mientras le hablaba al oído.

Se acercó entonces la directora de Atención Ciudadana de la Presidencia, Leticia Ramírez, quien le hizo una seña para salir del salón.

Al tiempo que el vocero presidencial Jesús Ramírez revisaba lo sucedido, José Luis salió del salón, acompañado de Lety Ramírez. Un minuto dialogó con el mandatario.

La conferencia mañanera no se interrumpió.

Según Lety Ramírez, el joven fue a pedir ayuda para rehacer su vida, pues luego de haber estado preso no encuentra trabajo y tiene una hija

“Se llama José Luis y me dice, y es lo que estaba informando al presidente, que le plantaron droga, y
lo metieron a la cárcel”, explicó

“Dos años estuvo ahí y no tuvo el apoyo de nadie, y al salir no encuentra ninguna posibilidad para sa-
lir adelante”

El individuo además, contó que vive con su madre y que no le permiten ver a su hija, por lo que quiere “encontrar un camino para rehacer su vida”

César Martínez
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button