fbpx
GlobalNoticias

Irán proclama victoria tras adhesión a alianza ruso-china


Determinado a virar hacia el este para contrarrestar el “unilateralismo” de Occidente, Irán proclamó este sábado victoria, al día siguiente de su complicada adhesión a la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), liderada por Rusia y China.

En pocas ocasiones, los medios de comunicación conservadores y reformadores iraníes elogian al unísono los resultados de la cumbre de la OCS, que se celebró el viernes en Dusambé, la capital de Tayikistán, al término de la cual se aprobó el futuro ingreso de Teherán a esta alianza.

A esta euforia se unió el presidente de Irán, Ebrahim Raisi tras su regreso a su país: “Es un éxito estratégico
y diplomático”.

Este organismo internacional, que agrupa a India, China, Rusia y varios países de Asia Central, pretende rivalizar ante la influencia estadunidense.

Irán solicitó su entrada en 2008, pero varios estados miembros se oponían, puesto que no deseaban el ingreso de un país sancionado por los Estados Unidos y las Naciones Unidas debido a su
programa nuclear.

Actualmente, el país asiático está bajo sospecha de querer dotarse de armas atómicas, acusaciones que Teherán ha desmentido. Como simplemente observador desde 2005, Irán no pudo en 2020 ser admitido como miembro de pleno derecho por la negativa en el momento de Tayikistán.

Sin embargo, la alianza ruso-china recibió el viernes a Irán con los brazos abiertos.

Para el experto iraní en relaciones internacionales, Fayaz Zahed, “Moscú y Pekín avalaron el ingreso de Teherán, puesto que consideran que la cuestión sobre el acuerdo en materia nuclear está resuelto”.

La OCS fue constituida en 2001 por China, Rusia y cuatro estados de Asia Central, y se amplió con India y Pakistán en 2017.

Estos países forman el 60 por ciento del continente euroasiático, el 50 de la población global, y más de 20 puntos porcentuales del PIB mundial. Sin duda, un inmenso mercado
para Teherán.

AFP | Teherán

Noticias relacionadas

Back to top button