¿Piensas detonar pirotecnia este 12 de diciembre? Esto le pasa a los lomitos
 
Hace (5) meses
 · 

Foto: Salòmon Hernàndez

Compartir:

Con la llegada de las fiestas decembrinas es común que las personas hagan uso de los fuegos pirotécnicos, como cohetes, buscapiés, luces de Bengala, palomas o los tradicionales castillos; sin embargo, lo que parece en cierta manera insignificante se traduce en daños para los animales de compañía debido al ruido provocado o por las sustancias nocivas.

En varias ocasiones, asociaciones defensoras de los derechos de los animales han hecho hincapié en los daños o alteraciones que pueden producirse en las mascotas, principalmente, tales como estrés o miedo, perdida de la audición en algunos casos o, en el peor de las incidencias, efectos nocivos por las sustancias que se generan por la combustión.

Únete a nuestro Canal de Whatsapp y recibe las noticias en tiempo real https://bit.ly/3S0OztH

Estudios realizados en países como Reino Unido, Nueva Zelanda, Países Bajos, España y Estados Unidos revelan que una de las principales consecuencias por la quema de pirotecnia a los animales de compañía, especialmente los perros, tiene que ver con la alta exposición a sonidos muy altos, incluso más que otras fuentes como los aviones de reacción.

En ese sentido, se demostró que los fuegos artificiales pueden generar sonidos superiores a los 190 decibelios, superando la marca del rango de los 75 a 80 decibelios, que es el umbral de dolor para un ser humano, mientras que el disparo de un arma de fuego es capaz de producir ruidos de 140 decibeles.

En el caso de los perros, se sabe que ellos pueden oír hasta los 60 mil hercios (Hz), mientras que el límite para las personas es de 20 mil Hz, lo que podría explicar que esta agudeza que tiene esta especie provocan que el sonido de los fuegos pirotécnicos resulte peligroso para estos animales, que lo manifiesta con situaciones de estés extrema o ansiedad.

Varias de las consecuencias de las detonaciones de petardos en los caninos van desde la parálisis, sensación de agobio, intentos de escapar o de ocultarse, salivación, taquicardia, vocalizaciones intensas, micción o defecación, estado de alerta o enfermedades gastrointestinales, con síntomas parecidos al estrés postraumático en humanos.

Rechazan concurso de disfraces para mascotas en Tenango de Doria
Foto: Vanessa Romero

Por otro lado, también está la pérdida de la audición y el tinnitus, que básicamente es escuchar ruidos, zumbidos o golpes que no provienen de una fuente externa, que es lo mismo que sufren los perros de caza, al estar en cercanía al sonido de las armas de fuego.

Sin embargo, otras de las consecuencias que remarcaron pueden producir a animales de compañía es la exposición a sustancias nocivas producto del proceso de combustión de un fuego pirotécnico, sobre todo las partículas PM10, que representan una amenaza a perros y gatos, pero también a las personas, por ser causante de asma.

Además, si los animales están muy cerca de donde se realizan detonaciones de pirotecnia, corren el riesgo de sufrir mutilaciones, accidentes mortales e incendios que pueden dañar a los animales.

Por lo anterior, animalistas y defensores de los derechos de animales insistieron en la necesidad de evitar el uso de fuegos artificiales, sobre todo ante la presencia de perros o gatos, y optar por otro tipo de espectáculos, como los drones o el uso moderado de luces láser, al mismo tiempo en que no se contribuye a la contaminación del ambiente.

 

Redacción web

Compartir:
Relacionados
title
Hace (5) meses
title
Hace (5) meses
title
Hace (5) meses
title
Hace (5) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg
Más popular
Por Redacción Criterio . 12 de mayo de 2024
Por Redacción Criterio . 11 de mayo de 2024

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad