Por metanol, 20% de pacientes con congestión alcohólica
Imagen: Noé Hipólito
 
Hace (8) meses
 · 
Compartir:

La atención por consumo de alcohol adulterado con metanol se da en personas de entre 12 y 55 años de edad, quienes padecen congestión alcohólica, indicó Omar Azuara Antonio, médico especialista en urgencias y subespecialista en Toxicología Aplicada, adscrito al Hospital General de Pachuca.

El galeno señaló que este tipo de consumo se asocia con la primera exposición de bebidas etílicas, en especial por el bajo costo que estas tienen, pero con un alto riesgo para la salud.

Detalló que, del porcentaje de personas atendidas por congestión alcohólica, 20 por ciento es por ingesta de metanol, y el resto, por etanol.

Azuara Antonio explicó que el metanol es la sustancia activa del alcohol adulterado y que genera un estado de acidez en el cuerpo, provocando reacciones, como dolor de cabeza, malestar general, ceguera y hasta la muerte.

Detalló que el alcohol adulterado es la mezcla o la agregación de alcohol metílico, también conocido como metanol o alcohol de madera; esta es una sustancia inodora, incolora, de sabor desagradable, que al destilarse pierde el sabor, generando un metanol al 100 por ciento o alcohol metílico, haciéndolo fácil de enmascarar en cualquier bebida o marca.

Esta sustancia —dijo— es considerada como hidrosoluble, por lo que afecta a los órganos ricos en agua, como el cerebro, el hígado, el riñón o humor acuoso y parte del ojo.

Síntomas de congestión alcohólica

congestión alcohólica por metanol
Foto: Especial

Tras su ingesta, este se metaboliza en el hígado, generando sustancias dañinas para el cuerpo, al pasar por este órgano se crea el ácido fórmico, un metabólico que ataca a los órganos antes mencionados; tras ser absorbido por el cuerpo se da un pico máximo de embriaguez de 30 a 60 minutos después de su ingesta, tras lo cual se presentan dos fases, la de latencia, de ocho a 12 horas tras el consumo, donde todavía no se puede decir si se está intoxicado por metanol.

Los síntomas para identificarlo surgen de 12 a 24 horas después de la toma, estos son malestar general, dolor de cabeza, náuseas o vómito, una “cruda” superior en el caso de consumidores frecuentes de alcohol o etanol.

Tras dicho periodo, el cuerpo entra en la fase de acidosis metabólica, que va de 12 a 30 horas posteriores a la ingesta, agravando los síntomas iniciales y agregando opresión en el pecho, dolor abdominal, disminución de la visión, además de crisis convulsivas.

Al acudir a una unidad médica, a los pacientes se les verifica su estado de conciencia, respiración y circulación, tras lo cual se inicia un proceso de hidratación, para poder recibir un antídoto, por medio de etanol o licor, con una concentración de entre 30 y 45 por ciento, ya sea ron o vodka, que se diluye y se administra vía oral.

Con este antídoto se le genera una intoxicación al paciente por etanol o una “borrachera” y por competitividad, se desplaza al metanol del sistema en el intoxicado, también se puede usar una sustancia llamada fomepizol; sin embargo, el doctor relató que esta casi no se trabaja debido a su costo y dificultad para ser adquirida por los pacientes.

Para evitar llegar a estas complicaciones, recomendó revisar las etiqueta de las bebidas a consumir: “Debemos de tener la certeza de que es un envase nuevo, que no está violado el sello de seguridad”, pero sobre todo, “evitar el consumo de bebidas etílicas”.

 

 

Galilea Monroy | Pachuca

 

 

Compartir:
Relacionados
Imagen: Por metanol, 20% de pacientes con congestión alcohólica
Hace (8) meses
Imagen: Copriseh, sin reportes por alcohol adulterado
Hace (8) meses
Imagen: Suman 17 muertos tras ingerir alcohol adulterado en Ecuador
Hace (19) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad