La explosión en Tlahuelilpan, un parteaguas para la Procuraduría
La explosión en Tlahuelilpan, un parteaguas para la Procuraduría. Foto: Óscar Sánchez

La explosión en Tlahuelilpan, un parteaguas para la Procuraduría

Eduardo González Mata, director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH), aseveró que la explosión del 18 de enero de 2019 en Tlahuelilpan representó “un antes y un después” en las labores forenses y científicas de la dependencia, pues se activaron protocolos especiales en los que participaron 60 peritos, quienes trabajaron de forma ininterrumpida durante más de 24 horas, y se realizaron pruebas que la fiscalía no había practicado previamente.

En entrevista telefónica con Criterio, el especialista recordó que la deflagración en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) causó la muerte de 137 personas, 69 en el lugar de los hechos y 68 en diversos hospitales.

De los 69 cuerpos hallados en la zona cero en Tlahuelilpan, 16 se entregaron inmediatamente a sus familiares. Sin embargo, el 22 de enero, los 53 cadáveres restantes fueron trasladados a las instalaciones de Servicios Forenses de la PGJH para su identificación.

Días después, los restos de una persona fueron entregados a sus consanguíneos; mientras, los otros 52 se sometieron a pruebas de ADN y se otorgaron a sus deudos el 28 y 29 de abril del año pasado.

González Mata detalló que desde el día de la deflagración hasta la entrega de los 52 cuerpos la PGJH trabajó con antropólogos, odontólogos, genetistas, médicos, topógrafos, peritos en materia de incendios y explosiones, además de fotógrafos, pues, dijo, el caso requería un equipo multidisciplinario y una respuesta rápida.

“El procesamiento del lugar (terreno de San Primitivo) fue complicado porque fue en un lugar abierto. Comenzó en la tarde, continuó por la noche y todo el día siguiente; regresamos los siguientes días, fue algo que nadie esperaba, pero existió capacidad de respuesta de todos los servidores públicos”, agregó.

Entre los estudios que se realizaron, externó, hubo 69 necropsias, el mismo número de perfiles genéticos y de odontología forense —pues los dientes son la última parte del cuerpo que se quema—. Posteriormente, profesionales en antropología forense determinaron la edad y el género de
cada cuerpo.

Según Comunicación Social de la PGJH, los empleados de la fiscalía estatal siguieron un protocolo especial con instrucciones sobre cómo dirigirse a las víctimas indirectas y cómo vestirse. Además, fueron capacitados para ofrecer “contención emocional” a los familiares que recibieron los restos de
sus consanguíneos.

Marisol Flores I Pachuca

 

También te puede interesar Una segunda oportunidad, los sobrevivientes de la explosión

Te puede interesar:

Dejan a PGJH y SSPH fuera del caso Moco

Ni la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSPH) ni la Procuraduría General de Justicia de …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget // tag tidok