fbpx
HidalgoNoticias

Hicieron en Pachuca jornada informativa sobre la desaparición de dos activistas

Familiares de Gabriel Cruz y Edmundo Reyes dieron a conocer los detalles del fallo de la SCJN, con el que busca que este caso sea reconocido como un crimen de Estado


Familiares y afectados por la desaparición forzada de Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya se presentaron en Pachuca con la finalidad realizar una jornada informativa en Hidalgo, en el que darán a conocer el caso, el cual tuvo un fallo favorable por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pero las autoridades correspondientes no han dado cumplimiento.

Ambas personas fueron víctimas de una detención extrajudicial por parte de los elementos del Ejército, el 2007, en Oaxaca, sin que hasta el momento se conozca su paradero; no obstante, a 15 años de esto, los magistrados determinaron que el Estado acepte que la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y la Fiscalía General de la República (FGR) estuvieron en colusión para omitir una investigación.

Se dio a conocer que los dos desparecidos formaban parte del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR) y que, hasta el día de hoy, no ha habido algún posicionamiento por parte de ambas instancias federales.

“El pueblo debe conocer la resolución que la Suprema Corte emitió el 10 de agosto para que exija al Estado y al gobierno mexicano el cumplimiento para el acceso a la justicia y la verdad”, mencionó Ramiro Hernández, miembro del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

De acuerdo con el comunicado DGC/069/2020, emitido por la SCJN, existe una preocupación por la demora en la resolución del amparo, además que la instancia puntualizó que este asunto es de “larga data y de suma trascendencia”, pues definió que la desaparición forzada se trata de una violación múltiple de los derechos humanos.

Ramiro Hernández agregó que no solo se busca enjuiciar y castigar a los responsables de la desaparición de los dos activistas, sino que se reconozca que este crimen fue “planificado y ejecutado de forma coordinada”, e hizo referencia al caso Ayotzinapa, dada la similitud de los modus operandi y el desconocimiento del paradero de las personas.

Ante ello, aseguró que “la exigencia es puntual: presentación con vida (de Edmundo y Gabriel), juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales y garantías de no repetición”.

Redacción | Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button