fbpx
Hidalgo

CNPA pide ayudar a lesionados


Integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) exigieron a los gobiernos federal y estatal ayudar a las familias de los pobladores de Tlahuelilpan que fallecieron o resultaron lesionados cuando sustraían hidrocarburo de una toma clandestina el viernes pasado.

El pronunciamiento se realizó durante la jornada nacional que emprendió la agrupación para exigir justicia por el homicidio de José Santiago Gómez y Noé Jiménez Pablo, asesinados en Amatán, Chiapas.

El acto se realizó la mañana de ayer en el Teatro al Aire Libre de Tula, en el que los campesinos pidieron justicia para sus compañeros acribillados.

“Es una jornada nacional la que estamos realizando para que se esclarezca el asesinato de nuestros compañeros José Santiago y Noé, quien es líder del Movimiento Campesino Regional Independiente adherido a la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (MOCRI-CNPA MN), encontrados muertos y con huellas de tortura el pasado viernes 18 de enero en Amatán, Chiapas”, explicó Ana Lilia Fuentes, integrante de CNPA en Tula.

La activista mencionó que aprovecharon la manifestación pacífica para pedir a los gobiernos federal y estatal que ayuden a los familiares de quienes fallecieron y resultaron lesionados en la localidad de San Primitivo.

“Estamos pidiendo que se ayude a las familias, porque no todos los que murieron en el incendio se dedicaban a robar gasolina. Muchas de las víctimas acudieron a la toma clandestina de forma ingenua, al escuchar que estaban regalando el combustible”, dijo Fuentes.

La protesta de los integrantes de CNPA en el centro de Tula duró alrededor de dos horas. Tras celebrar el mitin, los participantes retiraron las pancartas y se fueron del lugar.

 

Jesús González l Tula

Noticias relacionadas

Back to top button