fbpx
CoronavirusDestacadoHidalgoNoticias

Cambio de rutinas y el aislamiento causan estrés


El aislamiento social puede generar estrés debido a que las medidas de contingencia sanitaria por el coronavirus fueron inesperadas para la población en general, indicó Edda Zárate Ramírez, subdirectora de psicología de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH).

“La epidemia de Covid-19 está cambiando ciertos patrones y cuestiones que no teníamos contemplado vivir y eso puede provocar el estrés”.

Por ello, emitió recomendaciones para “afrontar” este padecimiento, producto de la contingencia sanitaria.

“Hay que tener claro que esto pasará y en algún momento podremos retomar nuestros proyectos pendientes, hay que tratar de no hacer gastos innecesarios y si se llega a tener mucho estrés, se recomienda tener un periodo corto de silencio, sin celular ni hablar con nadie para despejarte y que disminuya”.

✅ Test de habilidades de enfrentamiento al estrés ▷ Mejórate

Respecto a la sintomatología para saber si se padece, la psicóloga detalló que “en el factor biológico nos hace tener síntomas como angustia, taquicardias, sudoración; es importante que mantengamos una alimentación adecuada y tener periodos de tranquilidad”.

Asimismo, estableció que sus afectaciones no son propias de algún tipo de edad: “Desde niños, adolescentes y hasta adultos mayores pueden sentir estrés, ya que todos sufrieron alteraciones en sus rutinas”.

Irving Cruz

Pachuca

También te puede interesar: ¿Qué es el agotamiento emocional?

Queridos lectores, el día de hoy escribiré sobre un tema que en estos tiempos a todos nos está sucediendo: el agotamiento emocional, qué es y cuáles son sus síntomas.

El agotamiento emocional es un estado al que se llega por sobrecarga de esfuerzo, en este caso no hablo solo de excesos laborales, sino de cargar con la responsabilidad de asumir conflictos, responsabilidades o estímulos de tipo emocional o cognitivo.

Al agotamiento emocional no se llega de un momento a otro, se trata de un proceso que se incuba lentamente hasta que hay un punto en que la persona se desploma, ese quiebre lo sumerge en la parálisis, la depresión profunda o la enfermedad crónica

Noticias relacionadas

Back to top button