fbpx
HidalgoNoticias

“Barro, mal pagado, pero nos gana el amor por él”: artesano

Jesús Martín Amador Cordero es alfarero desde hace casi cinco décadas.


“Nace uno entre el barro”, narra Jesús Martín Amador Cordero, quien es alfarero desde hace casi cinco décadas.

Él es uno de los 23 artesanos constituidos en Huasca de Ocampo; cada domingo se instala afuera de la parroquia de San Juan Bautista, ubicada en el corazón del municipio, donde es admirado por decenas de personas que lo ven trabajar en lo que él sabe hacer: alfarería.

Mientras atiende a las personas que acuden a ver cómo elabora en su torno —con maestría y rapidez— hongos, tazas, candiles, floreros y otras artesanías, narra todo lo que significa para él su trabajo.

No cabe duda, domina el arte de la alfarería a la perfección, por lo que también imparte clases en su taller, donde no solo la niñez aprende, sino los adultos.

Para él es una satisfacción que sus ancestros hayan perpetuado este oficio: “Desde mis abuelos y papás, y ahora seguimos nosotros; tengo una hija que está en Oaxaca haciendo esculturas de barro y mi nieto, que pinta lo que yo hago para los turistas”, expresó.

Añadió que dedicarse a este oficio “es muy sacrificado” y que, además del regateo, los artesanos se enfrentan a la competencia desleal, pues hay quienes compran productos baratos y los venden caros en otros municipios y otros estados: “El barro es mal pagado, pero nos gana el amor por él”.

Lo que ofrece, mientras demuestra su talento con el manejo del barro, cuando sus manos dan forma a la arcilla, puede llevarle a ganar hasta mil pesos en un fin de semana, “poco, sí”, refiere.

Una de las figuras más significativas que elabora son los   hongos, en especial por las historias de duendes en Huasca, pues se piensa que viven en ellos.

Añade que es todo un proceso trabajar con barro, desde extraerlo, secarlo, molerlo hasta cernirlo: “El barro se amasa con los pies y luego se le acaricia con las manos”.

Ya son 45 años de trabajar en este oficio, en el cual continuará hasta que el tiempo se lo permita, dice Jesús mientras ondula el sombrero del hongo con sus dedos, “es mi pasión”.

Tal actividad es una tradición que distingue al Pueblo Mágico, en el que se pueden adquirir platos, cazuelas, tazones y todo tipo  de adornos moldeados por  las manos de los artesanos de la región.

Todavía existen los talleres de los grandes alfareros de antaño, en los que sus descendientes siguen la tradicional escuela y crean piezas distintivas de Huasca de Ocampo.

Concepción Ocádiz I Huasca de Ocampo

 

También te puede interesar Disminuye el costo del gas LP en Hidalgo

Los precios promedio del gas licuado de petróleo (LP) en Hidalgo bajarán desde hoy y hasta el 20 de agosto próximo, con una cotización de 23.49 por kilogramo y 12.71 por litro.

En comparación, la semana pasada fue de 23.79 y 12.84 pesos, respectivamente, de acuerdo con un análisis los costos máximos aplicables difundidos por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Noticias relacionadas

Back to top button